Inicio Noticias Beneficios y aplicaciones del Big Data

Beneficios y aplicaciones del Big Data

Fuente: bbvaopen4u.com

El uso del Big Data ya supone un importante valor añadido a una amplia gama de sectores, desde el bancario hasta el retail. De hecho, su utilización ya creció en España un 30% durante 2017.

La consultora Mckinsey destaca cuatro vías de generación de valor que ofrece el Big Data a cualquier industria:

  • Primero, el Big Data genera valor al hacer la información transparente y de uso relativamente fácil.
  • Segundo, al crear y almacenar más datos transaccionales de forma digital, las organizaciones pueden recolectar información más acertada y detallada, desde inventarios hasta días de bajas laborales mejorando así el desempeño. De hecho, diversas empresas utilizan los datos recolectados y analizados para llevar a cabo experimentos controlados que lleven a mejores decisiones empresariales.
  • En tercer lugar, el Big Data ayuda a mejorar la segmentación del mercado y de los clientes. De esta manera, auxilia en la elaboración de productos y servicios más adecuados hacia sus respectivos targets.
  • En cuarto lugar, el análisis reflexivo de los datos puede ser de gran ayuda a la hora de tomar decisiones más acertadas.

Además, en un informe de Mongo DB sobre Big Data se incluyen también otros usos:

  • La creación de nuevas aplicaciones gracias a la gestión de la información. Por ejemplo, en el caso de las empresas que se dedican a la venta al por menor, la gestión de datos permite optimizar la experiencia del cliente y el uso de recursos.
  • Adicionalmente, los datos proporcionan nuevas fuentes de ventajas competitivas al ayudar a las empresas a adaptarse más rápido que sus competidores a los cambios. El trato con los clientes también se ve beneficiado dado que permite un mayor conocimiento de los consumidores respondiendo con más acierto a sus demandas.

El uso del Big Data en varios sectores específicos

El Big Data ha ayudado de diversas maneras a las distintas industrias, aunque aún hay infinitas posibilidades para explorar. Sin duda, cuando se combina el Big Data con el Internet de las Cosas (loT), se abre un gran abanico de oportunidades para la toma de decisiones.

Varios ejemplos de los sectores en los que el Big Data puede contribuir generando valor con los siguientes:

En el ámbito de la educación, al analizar el Big Data se pueden:

  • Identificar alumnos en riesgo
  • Monitorizar el desarrollo adecuado de cada estudiante
  • Implementar un sistema de evaluación y apoyo de la docencia más satisfactorio

En el sector de la salud, cuando se gestionan los datos adecuadamente, se pueden analizar y descubrir nuevas opciones sobre cómo mejorar la atención de los pacientes.

En el sector retail, las empresas pueden recabar información diversa sobre sus clientes y así encontrar maneras efectivas de gestionar transacciones o mejorar la relación con los clientes y conseguir usuarios satisfechos, entre otros beneficios.

En el sector bancario, se están buscando nuevas e innovadoras formas de gestionar la ingente cantidad de información, al mismo tiempo que se busca minimizar el riesgo y el fraude.

En una hora se producen 60 millones de transacciones en 2.000 millones de tarjetas de 220 países y territorios a través de 40 millones de comercios

La banca posee datos muy valiosos sobre comportamiento de usuarios. Las tarjetas de pago o las cuentas bancarias proporcionan un amplio abanico de datos acerca de los consumidores y los comerciantes. Con las APIs de BBVA, puedes tener acceso a esta información anónima y sacar conclusiones que beneficien a tu negocio.

El Big Data también mejora nuestra vida cotidiana

Aunque el Big Data proporciona considerables utilidades para las grandes empresas, los datos también ofrecen beneficios para medianas y pequeñas compañías. No es necesario contratar a grandes grupos de expertos, dado que hay empresas que se dedican a ofrecer servicios personalizados de análisis de datos.

Dejando a un lado el mundo empresarial, la gestión de grandes volúmenes de datos no es solo útil para las empresas, sino que ofrece una nueva perspectiva para comprender y tratar de resolver problemas sociales, de medio ambiente, desastres naturales o de urbanismo, etc.

  • Predecir el consumo energético y racionalizarlo: los contadores inteligentes recogen datos del consumo y obtienen información precisa energética -consumo en lavadoras, luces, ordenador,  móvil, televisión…- que pueden analizarse para adelantarse a las necesidades energéticas de una compañía u hogar.
  • Diseñar coches más inteligentes, analizando el comportamiento de los conductores o aportar soluciones a los problemas de tráfico o de aparcamiento, gracias a los datos de navegación de los vehículos y de nuestros propios, que permiten ofrecer mejores rutas en tiempo real.
  • Planificar la urbanización en pueblos y ciudades y hacerlos más sostenibles: Hay miles de datos que pueden utilizar los ayuntamientos con este fin, por ejemplo, los relacionados con los hábitos de consumo de una población geolocalizada en un determinado lugar.
  • Estudiar la resiliencia de las poblaciones frente a los desastres naturalesanalizando los datos de sus transacciones económicas: que pueden ayudar a una recuperación más rápida de una localidad tras un evento negativo.
  • El Big Data contra el cambio climático: BBVA Data & Analytics, el centro de excelencia de BBVA en análitica de datos financieros, ha participado en Data for Climate Action, una iniciativa de big data organizada por UN Global Pulse. Se trata de un proyecto de innovación abierta sin precedentes que canalizará el gran volumen de datos y su análisis desde el sector privado para luchar contra el cambio climático.