Inicio Noticias Así se vivió la maratón de innovación Fintech

Así se vivió la maratón de innovación Fintech

Compartir

En la ‘hackatón’ de Fintech se respiraron aires de guerra, pero en lugar de rifles, los guerreros fueron provistos de su ingenio y dispararon líneas de código, de creatividad.

Fue una maratón de innovación de 48 horas, que arrancó el viernes 27 de noviembre, a las 10 de la noche.

 Trece equipos de entre tres y cuatro integrantes se enfrentaron en las instalaciones de Wayra, la academia de emprendimientos de Telefónica. Su reto: buscar soluciones para transformar la banca por medio de la tecnología. No fue una simple congregación de desarrolladores para programar. Fue un duelo, una competencia entre mentes brillantes. En la entrada al recinto, una pantalla con un reloj marcó las horas que restaban.

Fue la tercera edición de este maratón de ideas organizado por el Grupo Aval con apoyo del MinTIC y de instituciones como Digital Bank Latam, Google, Deezer, Microsoft y Geek Girls, entre otras.

“Cada equipo debía concluir las 48 horas con un producto mínimo viable. Se plantearon siete retos y cada grupo de competidores escogía el de su preferencia”, le contó Julián Abril, director de Innovación del Grupo Aval a Tecnósfera.

Los retos

Los desafíos planteados consistían en crear una solución de pago pensada para Millenials; una nueva opción para gestionar las finanzas personales; encontrar un camino para facilitar los planes de jubilación por medio de las tecnologías; diseñar una plataforma que aprovechara los lectores de huellas digitales para experiencias seguras de comercio electrónico; concebir un sistema de pagos pendientes entre amigos y familiares sin depender del efectivo; inventar una experiencia de venta y pagos para microempresarios, y por último, idear una solución para generar valor compartido.

Los equipos pasaron las noches en vela (algunos incluso llevaron sus bolsas para dormir).

Durante el proceso de creación de ideas, contaron con el apoyo de mentores que los orientaron. “El asesor está ahí, entre otras cosas, para evitar que los emprendedores conciban una plataforma que comprometa problemas legales”, explicó Abril. Por supuesto, no era su única labor, varios de ellos aportaron con su experiencia para enrutar cada idea por el mejor camino desde todo punto de vista.

Los equipos después de largas horas de trabajar en sus ideas.

En una de las alas de la academia, se ubicaron alimentos y bebidas, entre ellas las infaltables bebidas energéticas. Se pusieron a disposición de los equipos, dispositivos como las Galaxy Gear VR (las gafas de realidad virtual de Samsung) y relojes inteligentes. Y así inició una contienda frenética donde se intercaló el frenesí con el insomnio.

Los equipos compitieron no solo por el capital semilla de 30 millones de pesos, sino por premios como portátiles MacBook, relojes inteligentes de Apple y Galaxy Gear VR.

“El ganador se lleva el capital semilla y podrá desarrollar su solución en alguna de las entidades del Grupo Aval”, señaló Abril.

En la competencia no solo se vieron ingenieros, también diseñadores web como Isabella Quintana, quien creó, con su equipo Inmovis, Avanca, una plataforma que les permite a los ciudadanos encontrar la casa perfecta según su presupuesto. Esta fue una de las ideas finalistas.

Save Wear fue otro de los ganadores de un cupo a la final. Ellos diseñaron una aplicación pensada para relojes inteligentes que le avisa al usuario cómo están sus finanzas en tiempo real.

El tercer finalista fue ROI Team. Este equipo ideó una plataforma llamada Desocio que utiliza la huella digital para facilitar la inclusión en el sistema financiero. El duelo final será el jueves 3 de diciembre.

Otras ideas, que no lograron llegar a la gran final, se destacaron. Juan Ortega, del equipo RecoRed, explicó su solución: “Queremos brindar compensación bancaria a la pymes por medio del reciclaje. El reciclaje es una fuente de dinero y este lo vamos a volver bancario”.

También se destacó Marsal y su solución de registro de cuentas por cobrar para las tiendas de barrio, denominada Trusty.

“Fintech es un concepto que refiere a financial technology (tecnología financiera) y es un movimiento que busca repensar los servicios financieros”, asevera Ramón Heredia, de Digital Bank.

“Más allá de los proyectos, tenemos en cuenta a los equipos, porque nos hemos dado cuenta de que las ideas no son lo más importante, sino el talento de los emprendedores digitales quienes nos han demostrado que se puede revolucionar la manera de abordar los servicios financieros”, concluyó Abril.

ÉDGAR MEDINA
Tecnósfera
@EdgarMed en Twitter
leosil@eltiempo.com