Inicio Noticias Aprobado el anteproyecto de ley para la transformación digital del sistema financiero...

Aprobado el anteproyecto de ley para la transformación digital del sistema financiero en España

El Consejo de Ministros del pasado viernes aprobó el Anteproyecto de Ley para la Transformación Digital del Sistema Financiero. La norma pretende dar respuesta a los retos que en esta materia afronta el sistema financiero y que dicha transformación se desarrolle de forma eficaz y segura para los usuarios. El problema es que el anuncio de disolución de las Cortes para el próximo 5 de marzo deja sin recorrido legislativo al texto para entrar en vigor como ley y que solo podría salir adelante como Real Decreto.

El inició del trámite arrancó hace un par de años bajo el Gobierno del Partido Popular. Sin embargo, su tramitación se ha ido demorando a pesar de que el Ministerio de Economía y Empresa presentó el pasado verano el texto del Anteproyecto. No obstante, todo parece indicar que la ley verá la luz la próxima legislatura ya que la mayoría de los grupos parlamentarios coinciden en la necesidad de su entrada en vigor.

El Anteproyecto incluye la creación de un sandbox o espacio controlado de pruebas, para disponer de un marco de supervisión y regulación de los desarrollos tecnológicos en este mercado, que permitirá crear condiciones seguras para que puedan probarse innovaciones financieras de base tecnológica bajo vigilancia de los supervisores (Banco de EspañaCNMV y D.G. de Seguros y Fondos de Pensiones) y con máximas garantías para los participantes, especialmente cuando la realización de las pruebas requiera la participación de clientes.

Un esquema jurídico ley-protocolo

Según explicó el Gobierno, el sandbox se articula mediante un esquema jurídico ley-protocolo, lo que quiere decir que, mientras que la ley garantiza la seguridad, el protocolo proporciona flexibilidad.

Añade además que este Anteproyecto de Ley “responde a la convicción de que la transformación digital de la economía es un fenómeno de cambio estructural que exige una implicación activa de los poderes públicos, garantizando que los cambios se producen de manera ordenada y coherente con los principios y valores que definen el interés general. La iniciativa encaja además con las recomendaciones de diversas instituciones y foros internacionales“.

Con esta medida y en palabras del Ejecutivo, España se suma a los países a la vanguardia tecnológica que cuentan con sistemas similares para acompañar la transformación digital del sistema financiero. De hecho, cuando comenzó a tramitarse hace dos años en la Unión Europea únicamente existía el sandbox en Reino Unido, si bien ahora lo tienen cuatro países más.