Inicio Columnas 10 razones evidentes por las que deberías ser un emprendedor

10 razones evidentes por las que deberías ser un emprendedor

Compartir

Tener éxito a la hora de emprender no sólo es cuestión de tiempo, esfuerzo y dedicación, pues también hace falta tener ese factor único que permite que todo funcione. Si bien cualquier persona puede convertirse en un exitoso empresario, algunos poseen el toque de midas para el escenario de los emprendimientos. Revisa el listado que hemos preparado desde Oja.la y descubre si eres uno de esos:

 

1.- Odias el orden de las cosas: eres un líder natural y piensas que en la vida hay más que dinero. Sueles preguntarte el porqué de las cosas y cómo las personas hacen lo que hacen – y esto es muy bueno, porque significa que tu rasgo dominante es la lógica.  Tomas riesgos calculados y no le temes al fracaso.  

  1.  Dejaste la universidad: como Bill Gates, Michael Dell, Mark Zuckerberg y Steve Jobs, porque sabes bien de que este sistema sólo crea buenos empleados, no individuos ricos. Solo te queda un detalle. Innovar logrando dar con la respuesta adecuada para un mercado preciso.

 

  1. No duras mucho en tus empleos: constantemente desafías a otros con tus opiniones, porque te sientes mal pagado y poco apreciado. Eres obstinado.

 

  1. Personalidad dominante: tienes una gran personalidad y actitud. Como líder natural logras una gran influencia en otros. Tus opiniones son escuchadas y muchos son los que apoyan tus ideales. Posees encanto y carisma, estás seguro de tus habilidades y te es sencillo dominar en los círculos sociales. Las reglas no se aplican a ti (aunque sabes respetar las leyes)

 

  1. Ves oportunidades en todas partes: siempre estás pensando en negocios y  dinero. Puedes entrar en un edificio y preguntar: ¿cuánto vale este edificio?

Constantemente estás investigando a otros negocios, porque buscas prepararte para hacer lo mismo.

 

  1. Buscas solucionar problemas: tienes facilidad para resolver problemas y comprender las situaciones más complejas. Eres un torbellino de ideas, por lo que se te facilidad crear cosas nuevas. Si vives una dificultad en tu vida, eres capaz de determinar por qué tienes ese problema. Si eres capaz de resolver tus propios problemas, serás un gran empresario.

 

  1. Te gusta compartir con otros: disfrutas estar con gente de calidad. Te sientes en tu mejor momento cuando estás en compañía de muchas personas. Tu energía se eleva al máximo cuando trabajas con grupos, y eres el líder.

 

  1. De niño te gustaba tener tu propio dinero: ¿eras de los que vendían galletas, calcomanías, o tus propios juguetes con tal comprarte mejores cosas?

Más importante aún, ¿sabías cómo sacarle el máximo provecho a las cosas?

 

  1. Piensas en términos de retorno de la inversión: en todo lo que haces, siempre piensas en cómo regresará la inversión. Para ti el tiempo vale más que el dinero, razón por la que trabaja con eficacia para asegurar de no desperdiciarlo.

 

  1. Eres poco realista y determinado: los hermanos Wright nunca habrían sido capaces de inventar el avión si hubiesen sido realistas. De haber sido realista, Thomas Edison no habría creado la bombilla. Por tanto, los emprendedores no son realistas, son innovadores y su objetivo es crear soluciones a los problemas modernos.

 

¿Eres un emprendedor? No te preocupes si no coincides con todas estas características. Mientras tengas los ingredientes para convertirte en un sólido emprendedor, lo demás lo desarrollarás con el tiempo.