Prioridades de la banca digital en Latinoamérica

banca-digital-kibernum.jpeg

Fuente: America Retail

Lentamente, México ha vivido un proceso de digitalización económica. Ya desde 2014, se estimaba que ocho de cada 10 internautas utilizaban la banca electrónica en el país. Y ya para el año pasado, esta cifra había crecido al 93.8 por ciento. Para muchos individuos, las ventajas están en el ahorro de tiempo, la movilidad y una mejor experiencia de usuario general.

Pero no son las únicas ventajas de establecer una banca digital. Los sistemas tecnológicos permiten, de acuerdo con Santander, operaciones más fáciles y modernas. Asimismo, al contrario del dinero en efectivo, permite a las instituciones proteger con mayor facilidad los recursos de sus clientes. E, incluso, detectar rápidamente ciertos crímenes financieros.

Y de acuerdo con un estudio de PWC, la banca digital también es una solución para lograr que las instituciones financieras mantengan e incluso crezcan sus ingresos. Pero para lograr un ecosistema sustentable en México y el resto del mundo, se deben atender seis prioridades. Una vez cumplidas estas expectativas del mercado, se podrá crear un entorno sustentable:

Centrar la banca digital en el cliente

Las instituciones financieras deberían involucrar a sus audiencias en su modelo de negocio. De esta manera, pueden diseñar nuevos servicios y ventajas que fomenten lealtad de marca. La banca digital da la posibilidad de ofrecer opciones personalizadas, por las que la gente está dispuesta a pagar un premium. Este acercamiento incluso puede fomentar la innovación.

Desarrollar una experiencia multicanal

La banca digital habilita a las instituciones a crear experiencias sumamente refinadas para cada individuo. Y en este contexto, parte de la personalización tiene que ver con las rutas de acceso. Cada marca debe aspirar a ofrecer a sus clientes la mayor cantidad de formas de interactuar con sus servicios. Y, en especial, a ofrecer un proceso unificado y dinámico.

Simplificar modelos de negocio

El objetivo de la banca digital es hacer la experiencia financiera más amigable. Pero esto no solo puede beneficiar a los clientes. Las mismas instituciones tendrían que beneficiarse de mejores flujos de trabajo y procesos. Esto no solo tendría que trasladarse en costos más reducidos. También necesariamente debe significar una experiencia de usuario más amigable.

Obtener reflexiones valiosas de los datos

La tecnología no solo sirve para proporcionar servicios modernos o convenientes. También es un canal para obtener y analizar información de los usuarios. Y la capacidad de examinar estas reflexiones y obtener conclusiones valiosas será fundamental para la banca digital. De hecho, probablemente sea una habilidad tan crucial que se convierta en el diferenciador de cada rival.

Tener un foco en la innovación

Estar a la par de los avances tecnológicos no es suficiente en la banca digital. Todas las empresas tienen que estar dispuestas a seguir renovando y mejorando su oferta y sistemas. De lo contrario, no solo corren el riesgo de ser superadas por sus competidores. Incluso podrían perder el liderazgo de sus negocios frente a pequeños emprendimientos.

Reforzar el cumplimiento regulatorio

Cada vez más autoridades en todo el mundo están reforzando sus medidas contra compañías que descuiden los datos e información personal de los usuarios. Así pues, la banca digital debe tratar con extremo cuidado estos retos de seguridad. Fallar en cumplir las expectativas de gobiernos y usuarios puede poner en riesgo significativo el modelo de negocio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

scroll to top