Los desafíos de las billeteras móviles para consolidarse en la región

medios-de-pago-contactless-cibbva_2.jpg

Por Vanessa Arenas

De acuerdo a un estudio desarrollado por la compañía tecnológica Newzoo, hay más de 3.000 millones de usuarios de smartphones en el mundo y, de acuerdo a evaluaciones realizadas por la Fintech Vita Wallet, más del 70% de las personas prefieren usar medios de pagos digitales. Pero, ¿qué falta entonces para que en Latinoamérica se consoliden las transacciones móviles?

Por ejemplo, el móvil en China pasó a ser una billetera. Ya no sólo se usa para chatear o dar likes en las redes sociales. A través de este puedes dar dinero a un artista de las calles, pagar una cena en un restaurante o, simplemente, comprar un café en un local. El celular pasó a ser mucho más que un implemento de comunicación.

En la región latinoamericana las Fintech están dando un mayor impulso a esta tendencia de medio de pago. Sin embargo, Roberto Valderrama, director Comercial de VeriTran en Chile, señala que existen ciertas limitantes como el hecho de que algunas personas no tienen aún una cuenta corriente ni la confianza suficiente en este sistema.

“Muchas personas aún creen que pagar a través de un dispositivo es menos seguro que hacerlo a través de tarjetas físicas o efectivo. Esto es de hecho, al contrario, ya que la seguridad desarrollada para las transacciones móviles protege en su totalidad al usuario. Teniendo en cuenta esto, podemos decir que una experiencia digital exitosa debe contar con seguridad, bajos costos y universalidad, es por ello que las soluciones para la banca digital y móvil tienen que considerar todos estos obstáculos”, refiere Valderrama.

En este punto, Andrés Castrillón, fundador de la Startup ID Payer, indica que la implementación de la tecnología blockchain “es el nuevo camino para garantizar la seguridad en la información y transacciones, si bien es cierto este es un concepto que aún no lo maneja el usuario común, la clave para garantizar la confianza se encuentra en la forma de educar al usuario sobre el valor agregado que ofrece una aplicación respaldada por esta tecnología que sin duda alguna ya no es el futuro sino el presente”.

Los beneficios son muchos

El usuario desea tener pagos rápidos y económicos y sin que demande gastos innecesarios y los pagos móviles podrían ser una alternativa conveniente y sencilla.

Los pagos desde los smartphones no están limitados simplemente a las compras online, de acuerdo a Valderrama. “También pueden usarse para pagar en puntos de venta físicos a través de contactless, código QR, numérico o de barras, pudiendo sustituir a los dispositivos tradicionales. Sin embargo, el cambio cultural que implica pasar del uso de efectivo al uso de dinero digital, tanto para el usuario como para el comercio y las instituciones financieras, todavía está en sus etapas más tempranas. Existe culturalmente una falsa ilusión de que el efectivo tiene costo 0 porque no se suele tener en cuenta los gastos asociados al traslado y distribución de los billetes y no está limitado simplemente a las compras online, sino que también  la mantención de los cajeros automáticos, por ejemplo, y esta creencia dificulta la adopción de sistemas de pago digitales desde la industria financiera”.

Expertos afirman que el mayor desafío de los bancos será adecuarse para liderar las nuevas tendencias y hábitos de los usuarios, y encontrar la mejor experiencia de uso, visibilizando las ventajas de seguridad. “La banca móvil es el gran desafío para las instituciones financieras hoy en día; el celular es un dispositivo que está con los usuarios en todo momento y por ello debe ser un canal estratégico para llegar a los clientes e, incluso, para captar nuevos usuarios”, finaliza Valderrama.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

scroll to top