Inicio Entrevistas Roberto Opazo, CEO de Khipu: “Es la aplicación de pago móvil mejor...

Roberto Opazo, CEO de Khipu: “Es la aplicación de pago móvil mejor evaluada en Chile”

Compartir

Fuente: www.iciuchile.cl/

Roberto Opazo es co-fundador y líder de khipu, empresa que en 2016 ganó el Premio Nacional a la Innovación AVONNI en la categoría servicios. En esta entrevista repasa su historia y cuenta cómo ha superado sus desafíos…

“khipu es un medio de pago basado en la simplificación de transferencias, que permite pagar con todos los bancos de Chile y está en proceso de expansión internacional”. Así define su empresa el ICI Roberto Opazo, quien cuenta con orgullo que ganó el Premio Nacional a la Innovación Avonni 2016 en la categoría servicios.

“La innovación más importante, es un sistema que automatiza la navegación por las páginas de los bancos, para generar una transferencia. De esta forma, el usuario tiene una experiencia que funciona perfecto en celulares y el comercio recibe un servicio que vincula automáticamente la transferencia recibida, con el pedido correspondiente. Esta tecnología aumenta el valor de uso de los productos de los bancos, por lo que contribuye a la inclusión financiera y al abandono del efectivo, dos factores de gran impacto social y medioambiental”, complementa el ingeniero.

¿Qué significó para ti ganar este premio?

“El reconocimiento que recibió khipu es muy importante para mí. Como co-fundador y líder del equipo, siento que estamos en sintonía con el país. La innovación surge en un contexto social que la permite, apoya y valora, de otra forma no crece, su energía no se contagia. El premio nos ha validado con clientes grandes, que estaban entusiasmados con nuestra tecnología, pero asustados de contratar a una PYME o una startup, para sus procesos estratégicos. El premio cambió el miedo por entusiasmo, creo que este 2017 será un año inolvidable gracias a esto”.

khipu nació de la fusión del equipo liderado por Emilio Davis en Bligoo, empresa que llegó a ser la red de blogs más grande de Latinoamérica, y Roberto en Acepta.com, compañía que comenzó con la firma y factura electrónica.

“Siento que mi formación en serio partió en cuarto básico cuando inicié 8 años dedicado al teatro. Luego, la presidencia del centro de alumnos del colegio, la lucha contra la dictadura, haber sido consultor en el CEC, auxiliar de muchos ramos en la facultad, profesor de un par de cátedras, jefe de proyectos en Sistemas Relacionales y Sonda Bancos, para finalmente lanzarme a emprender”, analiza Roberto sobre las motivaciones para comenzar su negocio.

Prismas de Factibilidad, Acepta.com, Notariza, SmartPhonePKI, psAfterlife y ahora Khipu, son historias de éxito y otras de fracaso, en su carrera de emprendimiento.

“Hoy Khipu en Google Play está evaluado con 4.1 estrellas. Es la aplicación de pago móvil mejor evaluada en Chile por lejos. Y está en el rango de las aplicaciones más instaladas”, destaca nuestro entrevistado.

¿Cuáles fueron los principales desafíos que te planteó y cómo los superaste?

“Hay desafíos en todas las áreas de la empresa, pero lo más distintivo es el aspecto técnico: lograr una aplicación capaz de automatizar la navegación por los portales de transferencia de los bancos, considerando que distintos usuarios, ven distintas versiones del portal. Esto implica, que los desarrolladores no pueden ver o probar los portales por los que navegará la aplicación. Además, al cambiar los portales, los usuarios no deberían enterarse, en particular, no requieren actualizar la aplicación.

El problema de la actualización, se resuelve separando la aplicación, de la definición de su comportamiento. Creamos un lenguaje inspirado en las máquinas virtuales de Java, pero especializado en la especificación de la navegación en un portal web. Esto llevó a crear herramientas de desarrollo integrado (IDE) y todo un vocabulario, basado en los conceptos de autómatas, acciones, test, etc.

Más complejo es el tema de obtener los datos para configurar un portal, considerando que no se cuenta con usuarios de prueba. Si bien podríamos abrir cuenta en todos los bancos y lo hicimos, de todas formas diseñamos la solución, suponiendo que no teníamos usuarios de ningún banco. Esto porque siempre hay cambios en los portales, de modo que las páginas son distintas para los diferentes usuarios. El banco no es igual para mí, que para ti”.

De una forma lúdica, Roberto nos explica esta tecnología como la forma en que hacen los túneles en Condorito: la calle llega a una montaña, un señor pinta la entrada a un túnel, el primer auto se estrella y deja un pequeño hoyo, el proceso de repite hasta que el túnel atraviesa la montaña. “En nuestro caso, ofrecemos el pago con un banco, el primer usuario llega a una página en la que la aplicación no sabe cómo comportarse, se le muestra un mensaje que dice “en este momento no podemos atenderlo, por favor inténtelo más tarde”, los datos se envían a un workflow de configuración de autómatas (el que cuenta con una IDE especializada) y se configura la navegación por esa página. El próximo usuario podrá llegar un poco más adentro, hasta que con 5 a 8 “choques de usuarios”, ya se tendrá configurado el “camino feliz”. Habrá más choques para configurar casos de error y condiciones especiales para distintos usuarios”, subraya.

Herramientas para Emprender

El profesional sostiene que la facultad le brindó herramientas para emprender, como la aproximación a la ciencia, “a pensar más allá de lo evidente y definir criterios de validación de las distintas hipótesis”, dice.

Recuerda que el DCC le aportó con una aproximación científica a la computación y el DII con muchas herramientas de gestión y negociación. Destaca los cursos “Desarrollo de la capacidad emprendedora”, de Carlos Vignolo y “Gestión y Negociación” de Juan Enrique Castro, que implicaron conceptos y experiencias a los que ha acudido repetidamente como emprendedor.

“Aquí me auto pregunto, ¿Qué faltó? Trabajo en equipo, pero en serio, porque en la vida no hay grandes logros que sean mérito de una sola persona, en khipu hemos logrado juntar un grupo humano, que prioriza por el trabajo de sus compañeros, que se apoya, que comparte una cultura, que usa herramientas colaborativas y eso que es fundamental, no fue parte de mi formación universitaria”, afirma.

¿Qué consejos le entregarías a los ICIs de las nuevas generaciones o a los que aún no se atreven a emprender?

“El emprendimiento no es para todos, tiene que nacer de adentro, tienes que sentir que cambiar el mundo importa. Si lo sientes, organiza tu vida de modo austero, porque como emprendedor te va a faltar la plata y los gastos de los fundadores, pueden ser un peso mortal para la empresa. Si te molesta postergar consumo por tu emprendimiento, no emprendas. Si emprendes, asegúrate de tener una pareja que comparta las metas y el desafío. Somos seres sociales, en la empresa y en la vida, todo es en equipo. El valor se crea en las relaciones, no está en las personas, ni en las gerencias, por lo que debes priorizar siempre por la relación, partiendo por tu relación de pareja… El éxito no está a la vuelta de la esquina, esto no es una carrera de 100 metros planos, es una maratón. Es espectacular, se goza, hace bien, pero es una maratón, hay que pensar en el largo plazo, cuida tu salud física, mental y espiritual, concluye el ingeniero.