Inicio Entrevistas BadgeHeroes: un juego para generar el hábito y las buenas prácticas

BadgeHeroes: un juego para generar el hábito y las buenas prácticas

Fuente: EbankingNews

Los mercados altamente competitivos requieren que las empresas aumenten su productividad, la calidad de los productos o servicios y que, desde el punto vista de la empresa, sean eficiente en el uso de los recursos.

Las organizaciones, normalmente, contratan profesionales con el mínimo de los conocimientos necesarios para desempeñarse. Eso lo evalúan los departamentos de recursos humanos.

En el caso de requerir adaptación a los procesos productivos, la empresa puede proporcionar o contratar el adiestramiento.

Sin embargo, los más difícil de lograr en cualquier empresa, es el “cultivo” de dos actitudes de los empleados: el hábito y las buenas prácticas.

Conversamos con Karen Giacaman, CEO de BadgeHeroes, una empresa dedicada a la gamificación; que logra a través de un juego, generar el hábito y las buenas prácticas de los profesionales que hacen vida dentro de las organizaciones con el objetivo de mejorar y mantener resultados positivos de la empresa y a su vez creando  en un buen ambiente laboral.

¿Cómo funciona la plataforma de BadgeHeroes?

Karen Giacaman: BadgeHeroes es una solución que busca motivar, comprometer y retener a los trabajadores, transformando las experiencias de trabajo y desarrollo de las personas. Creemos profundamente que la Gamificación es la mejor manera de generar engagement y experiencias de trabajo significativas y de revolucionar los patrones tradicionales de relación empresa-trabajador.

Estamos aquí para hacer que las personas disfruten su trabajo.

KG: BadgeHeroes, con su motor de Gamificación, permite a las empresas transformar las actividades diarias y rutinarias, en entretenidos desafíos que el trabajador debe cumplir diariamente y así, pueda ir progresando y subiendo de niveles en la medida que las cumple. Junto con ello, puede también ganar recompensas y medallas fomentando el logro y estatus. Todo esto en una App móvil.

¿Qué herramientas tecnológicas utilizan en BadgeHeroes para hacer los juegos interactivos?

KG: Tenemos nuestro propio “motor de gamificación”, creado por expertos en el área gamer, sociólogos e ingenieros, con tal de potenciar la mejor experiencia lúdica que se pueda alcanzar.

Su facilidad de uso, logra que cualquier persona aprenda fácilmente a diseñar experiencias lúdicas acorde a sus necesidades más críticas y logre, con ello, gamificar un proceso o capacitación en muy poco tiempo. Eso es BadgeHeroes, una herramienta que hace fácil y rápido el logro de experiencias fascinantes y alta significancia para las vidas de quiénes la viven.

¿Los juegos pueden aplicarse en varias áreas de la organización? ¿pueden adaptarse según las necesidades del cliente?

KG: Primero que nada, hay que entender que nosotros no creamos “juegos” ni “videojuegos”. La Gamificación es, desde nuestra perspectiva, “activar la actitud lúdica de las personas”, implementando “elementos de juego” como sumar puntos, ranking, etc. en un flujo entretenido, pero altamente motivante. Queremos que las personas vivan una experiencia de aprendizaje significativa y que los haga crecer como profesionales. Por tanto, puede aplicarse a cualquier área de la organización que necesite hacer una bajada de conocimientos, hacer un contagio de cultura organizacional, donde se quiera potenciar el aprendizaje de un producto, hacer inducción a un recién llegado, etc.

Por tanto, sí se puede adaptar a las necesidades del cliente. Hemos trabajado con áreas comerciales, de logística y de recursos humanos.

¿Qué datos se obtienen a través del uso de la aplicación?

KG: Con BadgeHeroes hemos logrado que las personas cumplan sus KPIs, además, que cuenten cómo se sienten, qué dificultades tienen, etc. dependiendo de lo que el cliente desee obtener. Por tanto, se puede sacar tanto data cualitativa como cuantitativa sobre lo que está pasando entre los colaboradores. Creemos que allí está el fuerte, pues con BadgeHeroes hemos logrado que las personas digan lo que nunca se habían atrevido a decir. BadgeHeroes además, ha servido para poder hacer un seguimiento de las conductas deseadas y de saber si están o no ejecutándose de manera correcta.

¿Cómo opera el juego? ¿Qué objetivos persigue?

KG: Los objetivos son co-definidos con el cliente. Nuestro compromiso es siempre buscar generar una experiencia personalizada ajustada a las necesidades de cada empresa. Por ello es que, dada sus necesidades, es que diseñamos un “flujo lúdico” que ayude a levantar o potenciar aquello que se desea y luego lo congeniamos con la “experiencia” que deseamos que viva cada colaborador.

¿Cuándo gana un jugador y cuáles son los incentivos que tienen?

KG: Tenemos distintos tipos de incentivos. Uno de ellos son los premios físicos que define la empresa (Ej. Entradas al cine, giftcard, una tarde libre, etc.), además, contamos con motivadores propios de los juegos y que son netamente virtuales, como por ejemplo recolectar medallas, que les permiten abrir pasadizos secretos o ganarse un título de “Mister/Miss Integridad” por haber cumplido todas las misiones de ese valor. Creemos que todos los flujos lúdicos deben siempre ser gratificantes, por lo que ajustamos cada proyecto a los incentivos que la empresa desee entregar.

¿En este momento se encuentran desarrollando otros proyectos?

KG: Claro que sí. En este casi año que llevamos con la aplicación lanzada al mercado, ya hemos implementado programas en 10 medianas/grandes empresas, y que van, desde el rubro del e-commerce, financieras, comercio masivo, retail y telecomunicaciones.

¿Cómo se crean las misiones que los jugadores deben cumplir?

KG: Pensando muy bien cuáles son las actividades diarias de las personas. Al hacerlo, intentamos activar el “carácter lúdico” de dicha actividad. Creemos que todas las actividades cotidianas lo tienen. Hallarlo es la tarea. Cuando damos con ello, realizamos una misión acorde tanto con dicho carácter lúdico como con la necesidad del cliente.

¿Qué estrategias de gamificación utilizan para crear sus productos?

KG: Intentamos en primera instancia hacer una “Gamificación centrada en las personas”. Nos preocupamos de levantar cuáles son las necesidades del cliente, pero además como son sus colaboradores. Creemos firmemente que todas las personas son distintas unas de otras, por lo que intentamos utilizar diferentes modelos que nos ayudan a direccionar cada proyecto, como lo es analizar qué tipo de jugadores están más presentes en la empresa, ver que teoría de flujo y que motivadores se adaptan mejor a ellos, entre otros.

Pensamos que gamificar procesos es, por naturaleza, hacer sentir “grandiosas” a las personas, mientras aprenden lo que, por otras estrategias nunca lo haría, por lo que al basarnos en las personas, también intentamos construir flujos lúdicos que gatillen en sus emociones más poderosas.

¿Esperan incluir nuevas tecnologías en los juegos como inteligencia artificial?

KG: Sería interesante a futuro. Por ahora, nos estamos enfocando en hacer más robusta la aplicación y el software de gamificación, por tanto, lo de Inteligencia Artificial no es algo que tengamos en mente para desarrollar al corto plazo.

¿De dónde surgió la idea de crear experiencias de usuarios dentro de las compañías a través de juegos?

KG: La historia de la Gamificación empieza a principios de siglo (2000), y autores como Gabe Zichermann, Yu Kai Chou y Jane Mc Gonigal son quiénes empiezan a liderar este movimiento. Pero la aplicación de experiencias lúdicas viene de mucho antes. Justamente, porque como plantean autores como Huizinga (1938), la cultura nace del juego y se desarrolla en él y con él.

Dado eso, nos reunimos con mis socios porque ellos estaban tratando de resolver cómo mejorar la productividad y se daba algo particular de que en su antigua empresa todos eran gamers. Y allí es donde nació el tema de “¿y si hacemos que trabajen de una manera lúdica como en los videojuegos?”. Allí es donde nos encontramos con esta maravillosa idea y por la cual estamos tratando de hacer cambios en las empresas que impactamos.

¿Cuáles han sido las experiencias al implementar los juegos dentro de las organizaciones?, ¿Las personas toman de manera positiva la idea?

KG: Buenas en su mayoría. Siempre son factibles en la medida que logremos sensibilizar sobre su uso en las empresas. De allí parte todo. Y la tarea no es tanto la “aceptación a la primera”, sino su trascendencia durante los meses que tenemos proyectados los proyectos. Cuando logramos eso, que es nuestra primera arma, el resto fluye sin dramas y, hasta de una forma positivamente inesperada.

De hecho, según uno de nuestros partners (3C consulting), nos indican que hemos sido clave para la implementación de sus programas de inducción, desarrollo y cultura, afectando finalmente la productividad.  De hecho, tenemos el caso de una empresa de e-commerce donde se aplicó BadgeHeroes a un grupo de ejecutivos de servicio al cliente, donde su productividad está medida por el número de tickets de servicio resueltos por hora. Comparándolos con el grupo de ejecutivos del semestre anterior, los colaboradores de este grupo en que se utilizó nuestra app para la inducción, tuvieron una productividad un 50,7% más alta en su primer mes de trabajo. Incluso, continuó aumentando en un 36% durante el segundo mes de trabajo dado que luego el foco era apoyar el desarrollo de competencias claves para su cargo.

También, hemos utilizado BadgeHeroes en actividades Outdoor para fomentar el trabajo en equipo con otro partner (Grupo Actitud Chile) donde los usuarios nos comentan que les pareció muy bueno e innovador hacer actividades al aire libre con la aplicación, donde evalúan el incorporar nuevas tecnologías a las capacitaciones con una nota de 6,7.

¿Cuál ha sido el mayor obstáculo de badgeheroes con sus clientes y a nivel tecnológico?

KG: Según lo que hemos visto en el mercado chileno, nos hemos dado cuenta de que el sistema de gestión en las empresas es de corto plazo. Exigen, por ejemplo, cumplir cada mes metas de ventas. Pero una vez que se acaban esos programas de incentivo, la gente vuelve a las mismas prácticas de siempre. Lo que nosotros tratamos de explicar es que no se enfoquen en el KPI duro, sino que fomenten las buenas prácticas que potencien que esos cambios se mantengan a través del tiempo. En la empresa es primordial generar el hábito y las buenas prácticas.