Inicio Destacados Los bancos incrementarán “agresivamente” la inversión en tecnología

Los bancos incrementarán “agresivamente” la inversión en tecnología

Compartir

Fuente: www.expansion.com

El próximo ejercicio supondrá un empujón a la denominada banca abierta.

La industria de servicios financieros incrementa el acercamiento a las fintech para mantener el favor del usuario. Estar a la altura de las expectativas del cliente es uno de los principales retos del sector, que pugna por ofrecer soportes digitales para sus productos y servicios para evitar la migración hacia modelos más disruptivos. Como resultado, las entidades han emprendido una agresiva política de inversión para su transformación digital. Presionados por la baja rentabilidad, la necesidad de renovarse y el recorte de costes, los bancos centran la inversión en tecnologías emergentes y procesos como los sistemas de identificación digital, la inteligencia artificial y el blockchain.

En el último informe de tendencias para la banca minorista de Capgemini, los expertos de la consultora destacan las principales disposiciones que tendrá que adoptar o potenciar el sector en el próximo año para ser competitivo. Entre ellas la colaboración de las entidades tradicionales con las fintech, la aplicación de la analítica de datos para mejorar el conocimiento del comportamiento del cliente y la migración a la nube para ahorrar costes y poder colaborar con las fintech nativas de esta tecnología para adoptar modelos de nube híbrida.

El documento no solo señala la importancia del uso de la identificación digital más allá de la autentificación para mejorar la ciberseguridad, sino también para incrementar la eficiencia y generar nuevos flujos de ingresos. Estas soluciones cubren la totalidad de la cadena de valor en las operaciones, incluidos intermediarios, reguladores y otros terceros, aunque los costes que suponen estos procesos manuales obligan a que la automatización sea clave para mejorar la eficiencia. Como resultado, «los bancos están invirtiendo agresivamente en su transformación digital», indica el estudio.

Mejora de la transparencia

Mediante la aplicación del blockchain se espera una mejora de la transparencia general del sector financiero, dado que todas las partes interesadas podrán acceder a los bloques de datos e identificar cualquier cambio en los registros. Por su parte, el uso de la inteligencia artificial debería mejorar las operaciones de servicio al cliente y la experiencia de usuario, así como optimizar procesos, ganar eficiencia y reforzar la gestión del riesgo y el cumplimiento normativo. Ejemplos del uso de esta tecnología es la creación de chatbots y asistentes virtuales; monitorizar las interacciones sociales; identificar patrones de fraude; procesar datos estructurados, etc.

El próximo ejercicio también supondrá un empujón a la denominada banca abierta, que acelerará la transformación de los bancos hacia la figura de plataformas. Al abrir sus API (interfaz de programación de aplicaciones por sus siglas en inglés), las entidades permitirán a las fintech y otros intermediarios y desarrolladores crear una amplia variedad de servicios más innovadores y cercanos al consumidor, que estarán disponibles en forma de aplicaciones alojadas en su plataforma. La falta de normalización supondrá una amenaza para la ciberseguridad y podría ralentizar su adopción.

El gran reto para la banca tradicional será frenar el auge de los modelos de financiación alternativa, que han transformado los procesos de evaluación crediticia y concesión de préstamos, aunque la solución podría venir de la colaboración conjunta. Los analistas de Capgemini auguran que las nuevas entidades de crédito buscarán oportunidades para ofrecer servicios de marca blanca a los bancos tradicionales. A medida que el sector madure, ambos tipos de entidades tienen más probabilidades de colaborar entre sí.