Las tendencias tecnológicas que marcarán el mundo hasta 2020

Las tendencias tecnológicas que marcarán el mundo hasta 2020

Compartir

Fuente: www.expansion.com/

Accenture enumera los desarrollos que tendrán un mayor impacto en las empresas, Administraciones Públicas y otras organizaciones en un plazo de entre tres y cinco años.

Accenture ha presentado la última edición de su informe anual Technology Vision, en el que identifica cuáles son las grandes tendencias tecnológicas emergentes en los próximos tres a cinco años.

En concreto, cinco son los grandes desarrollos que, en opinión de este gigante de la consultoría tecnológica, cambiarán el mundo. Todos ellos tienen una misma idea central: la tecnología es para las personas.

En primer lugar, “la inteligencia artificial (IA) está a punto de convertirse en el portavoz digital de la empresa”, afirma el estudio. “Más allá de ser una herramienta interna para la empresa, la IA está adoptando ahora roles más sofisticados en el campo de las interacciones tecnológicas. Desde vehículos autónomos que utilizan visión computarizada hasta traducciones simultáneas que son posibles, gracias al aprendizaje automático, la IA hace que cada interacción sea a la vez simple e inteligente. Actuará como el rostro de la marca digital de la empresa y como diferenciador clave, y pasará a ser una competencia clave que requerirá inversión y un enfoque estratégico por parte de la alta dirección”, señala la consultora.

En segundo lugar, Accenture considera que la economía de los ecosistemas dará un paso adelante. “Cada vez más, las empresas integran sus funcionalidades básicas de negocio con plataformas de terceros. Sin embargo, en lugar de tratarlos como a los colaboradores tradicionales, los líderes con más visión aprovechan estas relaciones para configurar su rol en los nuevos ecosistemas digitales -muy importantes para hacer posible su crecimiento estratégico-. Al hacer esto, están diseñando futuras cadenas de valor que transformarán sus negocios, sus productos e, incluso, el propio mercado”.

FUTURO DEL TRABAJO

La tercera gran tendencia del momento tiene que ver con la faceta humana de la transformación digital. “El futuro del trabajo ya ha llegado y los líderes digitales están reinventando sus plantillas. Llevados por la explosión de plataformas de mano de obra a la carta y de soluciones online para la gestión de la fuerza de trabajo, los modelos y jerarquías heredados están desapareciendo y reemplazándose por mercados abiertos de talento. La empresa a la carta resultante será la clave para la rápida innovación y los cambios organizativos que las compañías necesitan para transformarse en verdaderas empresas digitales”, afirma Accenture en su Technology Vision 2017.

 Claves

  • El 80% de los ejecutivos encuestados coincide en que las organizaciones necesitan entender no sólo dónde están las personas hoy, sino también dónde quieren estar en el futuro.
  • En esta línea, el 31% de los directivos planea utilizar ampliamente el comportamiento humano para guiar el desarrollo de nuevas experiencias y relaciones con los clientes.
  • Los directivos aseguran que su organización tiene el deber de ser proactiva en la redacción de las normas para las industrias emergentes. El 65% cree la regulación va por detrás de la tecnología.
  • Las empresas aseguran que están entrando de lleno en nuevas industrias digitales que aún no se han definido. Las empresas deben aprovechar las oportunidades para establecer estándares.

En cuarto lugar, se espera que el diseño adquiera una naturaleza más humana. “¿Y si la tecnología se adaptara a las personas? La nueva frontera de las experiencias digitales es la tecnología diseñada específicamente para la conducta humana”, señala esta consultora. “Los líderes digitales reconocen que, a medida que la tecnología reduce la distancia entre la cooperación efectiva entre humanos y máquinas, tener en cuenta la singular conducta humana incrementa no sólo la calidad de la experiencia, sino también la efectividad de las soluciones tecnológicas. Este cambio está transformando las relaciones personalizadas tradicionales en algo mucho más valioso: colaboraciones”.

Por último, las empresas actuales no solo están creando nuevos productos y servicios; están configurando nuevos sectores digitales. En este sentido, Accenture invita a los innovadores -ya sean grandes organizaciones, intraemprendedores o start up- a inventar nuevos sectores y fijar nuevos estándares. “Desde los estándares tecnológicos, pasando por las normas éticas, hasta los mandatos gubernamentales, en una economía digital orientada a los ecosistemas una cosa está clara: todavía queda por definir una amplia gama de reglas”, apunta la compañía en el informe. Y continúa: “Para cumplir sus ambiciones digitales, las empresas deben desempeñar un papel de liderazgo que ayude a configurar las nuevas reglas del juego digital. Las que tomen la iniciativa encontrarán un lugar en el centro de su nuevo ecosistema, o cerca de él, mientras que las que no lo hagan se arriesgarán a quedar rezagadas”.

HUMANIZACIÓN

Accenture preconiza una “humanización” de la tecnología: cada vez más interactiva, capaz de aprender por sí misma y de adaptarse a nuestros deseos y necesidades. “La tecnología ha empoderado a las personas a lo largo de la historia, desde la imprenta hasta los teléfonos inteligentes. Sin embargo, esta vez la estamos utilizando de una manera diferente. No solo estamos incorporando la tecnología a nuestras vidas; a medida que Ésta se hace exponencialmente más sofisticada, estamos infundiendo humanidad a la tecnología”, valora en su informe.

“Hay que buscar el impacto social positivo”

“Nos hallamos ante una nueva revolución tecnológica sin precedentes en cuanto a su potencial impacto en nuestro entorno social y humano. No optimizaremos simplemente nuestros procesos y eficiencias en nuestros negocios, transformaremos nuestra sociedad bajo una Inteligencia de gestión híbrida. Es trascendental el desarrollo de lo que podríamos empezar a denominar Responsabilidad de Inteligencia Híbrida, que asegure impactos positivos a nivel humano y social, en campos tales como ciberseguridad, extensión de la hiper-personalización, regulatoria legal y económica”, explica Adán Plaza, ‘managing director’ de Accenture Technology. En su opinión, estas tecnologías lejos de simplemente ejercer una sustitución de las funciones (y puestos de trabajo) humanas a corto plazo, supondrán realmente un nuevo “factor productivo” que multiplicará las capacidades humanas hacia especializaciones hoy en día inexistentes.