Inicio Destacados La banca empieza a mirar “con cariño” a las fintech

La banca empieza a mirar “con cariño” a las fintech

Compartir

Esta semana se llevó a cabo en Bolivia el Digital Bank, una cita entre miembros de la banca y las empresas de tecnología auspiciado por el BCP.

María Ortiz García /  Inversión
Esta semana se dieron cita miembros de la banca y del sector financiero con empresas de tecnología en el Digital Bank de Bolivia, que tuvo como sedes las ciudades de Santa Cruz y La Paz, donde un total de 36 fintech de la región mostraron sus soluciones a un sector que precisa de un cambio de paradigma al que los expertos tachan de irreversible: la transformación digital.
La banca está entendiendo que la revolución digital también está azotando a su sector, y es por ello que está buscando una transformación que logre acercarla al cliente a través de los nuevos canales que ofrecen las empresas de tecnología.
“Los bancos están empezando a pensar en sus clientes de manera diferente, de manera digital, y estamos viendo los frutos de la transformación cultural en el sector con las soluciones que están empezando a surgir en Bolivia, soluciones que van a hacernos la vida más fácil a los usuarios de la banca”, manifestó Mauricio Dulón, gerente general de Cetus Group.
En este sentido, Dulón aseveró que la banca está empezando a mirar a las fintech “con cariño y no como una competencia”, por lo que están solicitando su colaboración, un hecho ratificado por el Banco de Crédito (BCP), auspiciador del Digital Bank en La Paz.
“Nosotros creemos que el ambiente que tenemos que generar como BCP es un ambiente colaborativo. En el ambiente colaborativo tú tienes que compartir información, estar de acuerdo con que entren nuevos participantes que quieran ser parte del entorno porque la idea fundamental es darle nuevas experiencias al cliente y acercanos a él”, dijo Rodrigo Valdez, gerente de División de Sistemas y Procesos del BCP, cuyo banco tiene como startup aliada a Ultracasas.com, la empresa ganadora del evento del Digital Bank del año pasado en la sede de Gobierno. Asimismo, Valdez manifestó que en esta edición han visto “muy buenas ideas” que ya están planteando incorporar al banco.
El cliente como centro
Dulón asegura que no va a haber una banca invisible, que no se va a llegar a la banca sin bancos, puesto que los clientes, si bien reclaman hacer transacciones de manera digital, también buscan una relación personal con los bancos, aunque ésta sea telefónica.
“Tiene que haber un balance (…) tiene que seguir habiendo esa conexión con la gente,  con la sucursal o con tu agente. No que vayas, pero que te hable. Y los bancos también tienen que darle canales digitales para se puedan comunicar con ellos y hacer transacciones con ellos”, aseguró Dulón.
En aras de satisfacer las necesidades de los clientes, Valdez explicó que la arteria de la transformación digital del BCP es mejorar las experiencias de los mismos, tratando de acercarse a ellos a través de la credibilidad y la confianza, conociéndolos y entregándoles los productos que desean de manera totalmente personalizada.
“Estamos basando todo lo que es la experiencia del cliente y la transformación digital en conceptos que solamente se dediquen a sorprender al cliente. Buscamos ser un banco ágil, un banco amigo”, explicó.
En este nuevo entorno, Valdez afirmó que en el BCP no ven como competencia a ningún banco ni a ninguna startup y, coincidiendo con Dulón, señaló a grandes empresas, como Facebook, Apple o Amazon, como la principal competencia y  la principal amenaza del sector.
“Esas empresas hoy día tienen mucho más capital que cualquier banco en el mundo (…) Son la principal amenaza para la banca porque si deciden entrar en algún momento al tema financiero cuentan con mucha información, pues conocen mejor a los usuarios” dijo Dulón, quien aseguró que en ese sentido la banca está tomando cartas en el asunto acercándose más al cliente y conectando más con él.
“Las startups y las fintech tienen que ser amigas de las entidades financieras y trabajar de manera conjunta para darle una mejor experiencia al cliente”, aseveró.
Quebrar las barreras
Para Dulón, la principal barrera con la que se topa la transformación digital del sector no radica tanto en el marco regulatorio, puesto que, según explicó, las autoridades en Bolivia están tratando de acompañar este cambio a través de la adaptación al mismo, aunque sugirió que tal vez “se podría ir más rápido”. Para Dulón, el verdadero obstáculo de la transformación digital en el país es el tema cultural, pues la gente todavía no está acostumbrada a los medios digitales, aunque poco a poco va cogiendo confianza con estos nuevos canales.
“Hemos comenzado de cero, entonces tenemos que escalar una montaña muy alta, pero lo estamos haciendo y la confianza es algo que los bancos nos están dando”, aseveró Dulón.
Depositar cheques sin  ir al banco
Eso es lo que permite la fintech ganadora del concurso de startups que se llevó a cabo en el marco del Digital Bank en la ciudad de Santa Cruz, donde 18 empresas presentaron sus soluciones digitales en las áreas de pagos móviles, billetera electrónica, medios de pago, educación e inclusión financiera, entre otras a los representantes de la banca local y regional.
Esta fintech le da la facilidad a los clientes de que puedan depositar sus cheques sin necesidad de recurrir a una sucursal física, ya que lo pueden hacer directamente a través de su celular, con una aplicación móvil, sacándole una imagen al cheque en cuestión.  La aplicación hace un tratamiento magnético sobre la foto, interpretando los datos del mismo y enviándolo al banco en cuestión para que éste lo pueda lanzar y, en caso positivo, lo pueda enviar a la cámara compensadora para cobro.
“Da facilidades enormes para los clientes rurales o  los clientes alejados de las sucursales, ya que pueden recibir el dinero del cheque sin necesidad de ir a la sucursal. También es una ventaja para las pequeñas empresas que entregan su mercadería en el interior del país a cambio de un cheque, pudiendo depositarlo en ese mismo momento, ganando así días de cobro de las operaciones que realizan”, explicó Alberto Murad, gerente general de ASJ.
“Por otro lado, le damos ese mismo beneficio a los bancos, ya que le pueden dar los servicios a los clientes sin necesidad de estar físicamente ahí”, apostilló.
ASJ es una startup tecnológica argentina en la que 15 personas desarrollan productos para la banca. La solución que han presentado en el Digital Bank ya está implementada en más de 10 bancos argentinos y ahora esperan que el Banco Central de Bolivia les acompañe en la regulación a fin de modificar la normativa vigente y poder implementarlo también en el país.
Fuente: http://paginasiete.bo/