Inicio Destacados Facebook prestará dinero a pequeñas empresas que sean anunciantes

Facebook prestará dinero a pequeñas empresas que sean anunciantes

Compartir

Fuente:www.cronista.com

Lo hará en alianza con una plataforma de servicios financieros. No es la única empresa online que incursiona en un terreno dominado por los bancos tradicionales

Las compañías chicas que son anunciantes de Facebook pueden recibir hasta u$s 500.000 en capital de crecimiento. Se trata del último ejemplo de una plataforma online que incursiona en terreno históricamente dominado por los bancos.

La red social desde febrero viene probando un programa para el cual se asoció con Clearbanc, una plataforma de servicios financieros con sede en Toronto.

Con este programa conocido como Chrged, los clientes conectan su cuenta de Facebook Ads y su procesador de pagos con Clearbanc, que luego les presenta un ofrecimiento.

Los fondos no son préstamos sino anticipos mercantiles que le otorgan a Clearbanc el derecho a una determinada porción de los ingresos que fluyen por la cuenta del cliente hasta que éste devuelve todo el dinero recibido, más una comisión que en general es de entre 5% y 10%. La comisión se fija en base al flujo de caja diario, dado que eso determina la capacidad de repago que tiene el cliente.

Cerca de 1000 pequeñas empresas hasta ahora han aceptado el ofrecimiento, según Andrew DSouza, cofundador y CEO de Clearbanc, que también dijo que el programa ahora se está comercializando más agresivamente. Contó que la mayoría de los solicitantes llegó a la conclusión de que es una opción mejor que el préstamo común otorgado por bancos, que a menudo exigen garantías personales, junto con verificaciones de créditos y auditorías de activos y ganancias.

“No creemos que haya que arriesgar la casa u otras cosas cuando uno trata de armar un negocio”, agregó.

La incursión de Facebook en el área de anticipos de dinero demuestra cómo ha cambiando el paisaje bancario desde la crisis financiera de hace una década. Los bancos, presionados por las normas más estrictas en cuanto al capital y los efectos de las tasas de interés bajas, determinaron que prestarle servicios a las empresas chicas a menudo es más problemático que rentable.

Ahora, con los balances mayormente emparchados y tasas de interés en alza, algunos están buscando volver al crédito para pequeñas empresas. En Bank of America, por ejemplo, esos préstamos crecieron en u$s 1000 millones en lo que va del año a u$s 19.000 millones.

Pero los bancos enfrentan mayor competencia, a menudo proveniente de fuentes no tradicionales. En un informe de esta semana, los analistas de McKinsey afirmaron que las ganancias de los bancos se ven particularmente amenazadas debido al avance de las plataformas online como Amazon, Alibaba y Tencent.

Amazon, por ejemplo, otorgó préstamos por miles de millones de dólares a vendedores de su plataforma Marketplace desde que lanzó su plan piloto hace seis años. “Esas plataformas tienen datos excepcionales que explotan con notable eficacia, lo que es preocupante para los bancos,” explican en McKinsey.

El capital de deuda de Clearbanc proviene de un grupo de compañías aseguradoras, incluyendo Power Corp de Canadá, junto con fondos de créditos estructurados.

Facebook no se queda con parte de los anticipos de dinero sino que ve un beneficio en fidelizar a las empresas chicas con su red, señaló DSouza. El ejecutivo contó que muchos solicitantes usan los fondos para comprar más anuncios publicitarios en la plataforma.

“En Facebook, nosotros estamos en el negocio de ayudar a las empresas chicas a ser más grandes y a las locales a ser globales”, afirmó Katherine Shappley, director de SMG North America. “El programa Chrged de Clearbanc brinda una emocionante oportunidad para que las firmas accedan a recursos que necesitan para crecer”.

Matt Dukes es fundador y CEO de Vinebox, un servicio de entrega de vino por copa que empezó a operar en enero. Para la vísperas de la temporada de ventas navideñas, Dukes quería más dinero para comprar anuncios en Facebook, Google y Pinterest, pero no quería emitir más capital a fondos de capital de riesgo. Tampoco estaba dispuesto a recurrir a un banco.

Por lo tanto, pensó en Clearbanc y recibió un adelanto de u$s 150.000 a una tasa “razonable” a pagar en seis u ocho meses. “Si uno tiene un modelo y una empresa que funciona en la era Facebook, especialmente cuando la respuesta directa es un canal tan enorme, conseguir capital para crecer es pan comido”, concluyó Dukes.