Inicio Destacados El Ecosistema Fintech, un aliado para la Banca Digital Latinoamericana

El Ecosistema Fintech, un aliado para la Banca Digital Latinoamericana

Fuente: El Mercurio

El año 2014, Facebook compró a WhatsApp en una cifra cercana a los 22 billones de dólares. Cuando le preguntaron a Mark Zuckerberg por qué la había comprado tan cara, él respondió que la compró barata. El tiempo le ha dado la razón, porque hoy con esa plataforma ha logrado relacionar los datos de Facebook con el número de celular de las personas, aprovechando una cantidad importante de información para generar nuevos modelos de negocios. El desafío de nuestra era es aprovechar el petróleo del siglo 21, los datos. Datos que las personas generamos diariamente en las plataformas digitales.

Esto es una muestra de lo que este tipo de empresas, están desarrollando desde hace varios años, la Creación de Ecosistemas Digitales. Amazon ya no es sólo una tienda de Ecommerce para comprar libros, hoy esta empresa ha creado un Ecosistema que va desde la venta digital, la inteligencia artificial, una cadena de supermercados e incluso está trabajando en el lanzamiento de cohetes espaciales.  Los pagos digitales en China son liderados por WeChat y AliPay, plataformas que entregan servicios financieros sin ser bancos. Por medio de WeChat los usuarios pueden chatear, pero además desde la misma plataforma pedir un taxi, comprar una fruta en el mercado, realizar una transferencia de fondos o buscar amigos en una aplicación similar a Tinder, todo esto sin necesidad de salir de su teléfono celular.

Los usuarios pasamos muchas horas de nuestro día, en estos Ecosistemas Digitales, teniendo conversaciones, disfrutando de las conexiones, creando conocimiento y lo más importante, dejando una “huella digital” que permite a estas plataformas generar ingresos gracias a nuestros datos. Pero este modelo de generación de ingresos es sólo la primera derivada, porque hoy estas empresas están entrando al terreno de los servicios financieros directamente y con modelos muy distintos a los que la Banca ha estado tradicionalmente desarrollando. WhatsApp entró al terreno de los pagos Digitales en India, WeChat es uno de los líderes en China y Amazon está probando la creación de Bancos en India, México e incluso Estados Unidos.

La Banca, por su lado ha seguido invirtiendo importantes cantidades de recursos en desarrollar servicios digitales para sus clientes. La incorporación de fábricas con metodología ágil, la creación de áreas digitales para el desarrollo de servicios, la conexión de los antiguos sistemas legados con capas digitales, se están llevando la mayoría del presupuesto de la industria financiera. Sin embargo, el avance es vertiginoso y con el ritmo actual, es muy difícil que la Banca como la conocemos hoy en día pueda hacer frente a esta verdadera Revolución de los Ecosistemas Digitales. Por esta razón las llamadas Fintech, que son empresas tecnológicas que entregan servicios financieros, sin necesariamente ser bancos, que en un principio se veían como una amenaza para la Banca Tradicional Latinoamericana, hoy se transforman en un aliado para que la industria financiera pueda responder a la Amenaza de los Ecosistemas Digitales no bancarios.

La conexión con los ecosistemas digitales actuales y la creación de sus propios ecosistemas, son caminos paralelos que la Banca Latinoamericana debe desarrollar. Sus recursos y capacidades deben estar al mismo tiempo en estas dos vías. Por un lado, seguir reconvirtiendo a sus recursos humanos internos y a la tecnología legada, para responder al desarrollo actual de la demanda, y por otro lado crear las capacidades necesarias para conectarse con el Ecosistema de Startups y Fintech de la región.

La conexión de los Bancos con estas Startups y Fintech, debe ser con una visión colaborativa, donde la unión permita la creación de nuevos ingresos o la reducción de costos. Empresas como la chilena FOL.cl que permite a los usuarios contratar Fondos Mutuos de diversas instituciones financieras o la colombiana Biocredit que permite a las personas usar sus datos biométricos y de redes sociales para solicitar créditos en 10 instituciones financieras de Colombia, son algunos ejemplos de colaboración entre dos mundos, que hasta hace un par de años se veían como competencia.