Crecimiento de las “insurtech” empieza a cambiar la industria de los seguros

Crecimiento de las “insurtech” empieza a cambiar la industria de los seguros

Compartir

Fuente: Diario Pulso

Las fintech están revolucionando a la industria financiera. Ahora llegó el turno de las aseguradoras a través de las insurtech (insure-technology), que responde a tecnologías y/o emprendimientos que buscan dar respuestas customizadas a cada necesidad del usuario, incluso dándole la vuelta a modelos tradicionales. En 2016 las inversiones ligadas a insurtech alcanzaron los US$1.700 millones a nivel mundial, con EEUU, Reino Unido, Alemania, China e India como principales mercados.

Seguros más baratos, hechos a la medida e incluso más completos es la promesa de esta modalidad. Por ejemplo, ¿por qué un conductor que maneja bien debiera pagar una póliza que cueste lo mismo que alguien que no lo hace? Para hacer frente a esta disyuntiva es que aseguradoras en el mundo han visto a la tecnología como aliado. A través de dispositivos que miden velocidad, aceleración, anticipación de freno, entre otros factores, evalúan la consistencia del conductor .

Este mecanismo lo incorporó recientemente Seguros Falabella en nuestro país a través de ‘Seguro conectado’, con el que monitorean el desempeño del conductor durante cuatro meses, con lo que puede reducir la prima en hasta 30%. ‘La digitalización y la tecnología han permitido a la industria aseguradora dar importantes avances en innovación y desarrollar beneficios para facilitar la vida de los clientes y ofrecer un servicio cada vez más integral’, dice Francesca Jones, gerente de Marketing y Productos de Seguros Falabella. Agrega que ‘el Seguro Conectado combina la tecnología con la forma de conducir de los clientes, basándose en el concepto ‘mientras mejor manejas, menos pagas’’.

Pero esto no sólo se aplica en los seguros automotrices, sino que van más allá. En Estados Unidos la compañía de seguros United Healthcare (que cuenta con 48 millones de clientes) firmó una alianza con Qualcomm, para crear un plan que permitiera disminuir el costo a los asegurados. Con este programa, los beneficiarios del seguro médico deben utilizar pulseras de actividad física para cumplir una serie de objetivos relacionados con la calidad de vida: caminar (dar 300 pasos en 5 minutos, 6 veces al día), intensidad (3.000 pasos en 30 minutos) y tenacidad (10.000 pasos al día) son algunos de los retos que impone como meta la empresa para obtener descuentos de US$4 diarios, pudiendo alcanzar un máximo de US$1.500 anuales, disminuyendo la carga del seguro médico.
Modalidad P2P

En 2010 se fundó la compañía alemana Friendsurance, pionera en el rubro de las insurtech. Acostumbrados a los modelos tradicionales, desarrollaron los denomiandos ‘seguros P2P’ (peer-to-peer). Sin embargo ha sido Lemonade, de origen estadounidense, la que ha cautivado a los inversionistas. Sólo en una ronda de levantamiento de capital, Sequoia Capital invirtió US$13 millones en Lemonade y, a finales de 2016, volvió a hacerlo, sumando otros US$33 millones.

¿Cómo opera el seguro P2P? Usando una plataforma digital, se forman grupos que tienen un mismo tipo de seguro, quienes acuerdan compartir la prima para apoyarse económicamente si un miembro tiene un siniestro. De no haberlos, se les devuelve un porcentaje de la prima, que puede llegar al 40%, monto que disminuye en la medida en que hay siniestros. Y si llega a haber una cantidad de siniestros que agota la prima colectiva, un seguro cubre la diferencia.

Esta modalidad implica un número de asegurados con un perfil de riesgo similar y, por lo tanto, un mayor sentido de responsabilidad hacia el grupo al que pertenecen que, de forma natural, reduce el número de fraudes. En el caso de Friendsurance la disminución es de 33%. Además, este modelo tiene la virtud de tener menores costos para la aseguradora, ya que los siniestros pequeños se solucionan con la prima grupal y la venta de seguros es más económica gracias al crecimiento viral.
Más cosas que personas

Otro modelo apunta a desarrollar la capacidad de asegurar cualquier tangible o intangible que una persona quiera. Mientras en lugares como EEUU o Reino Unido hay personas que pueden asegurar árboles, partes de su cuerpo o estilos de vida, las insurtech buscan que esto llegue a todas las latitudes de una manera sencilla, ojalá sin necesidad de agentes de las aseguradoras. De hecho, el 63% de las insurtech está ligada a productos destinados a proteger cosas y sólo 7% a personas. ‘Estamos viviendo una revolución digital que cambia constantemente las formas actuales en la economía y sociedad. Big data, robótica, nanotecnología, genoma humano, inteligencia artificial, ‘sharing economy’ y muchos otros desarrollos impactan drásticamente nuestro entorno’, dice Jorge Claude, vicepresidente ejecutivo de la Asociación de Aseguradores (AACH). El dirigente gremial agrega: ‘El crecimiento de estos modelos que operan informalmente impone adaptaciones a la industria aseguradora y financiera, como también desafíos a las instituciones reguladoras’.

Otra mirada de las insurtech busca generar cambios a través de la cadena de la industria aseguradora: desde el diseño del producto, donde se apuesta por una mayor personalización y mejora de la experiencia del consumidor, hasta su distribución por medio de plataformas online, donde en muchos casos desaparece el asegurador físico, espacio donde priman los sistemas en la nube, big data -de acuerdo a un estudio de EY, el 63% de las empresas que ha usado análisis de datos aumenta su rentabilidad un 15%-, y blockchain.

Otros apuestan por la incorporación de tecnologías aún más disruptivas. Por ejemplo, el informe ‘The Rise of InsurTech’, elaborado por Accenture indica: ‘La inteligencia artificial tiene el potencial de transformar la industria aseguradora; de simplemente evaluar el riesgo basado en la experiencia a monitorizar los riesgos en tiempo real y mitigar, o incluso prevenir, las pérdidas para los clientes’.

Por otro lado, el estudio ‘Pulse of fintech’ de KPMG recoge que durante 2016 el interés de las compañías de seguros tradicionales creció sustancialmente. Sistemas TI de carácter legacy y fondos limitados para invertir en innovación, permitieron que la industria quedara algo atrás en el sector, por lo que esta ola insurtech podría representar cambios significativos. En ese contexto, han proliferado programas de aceleración encaminados a fomentar este tipo de empresas. Por ejemplo, el Plug and Play Tech Centre en Silicon Valley introdujo una vertical de insurtech. ‘Para 2017 se espera que el interés por las insurtech se expanda a todas las regiones del mundo’, señala el estudio de KPMG.