Inicio Destacados Carlos Torres, CEO de BBVA: “Chile es el país donde quizás estamos...

Carlos Torres, CEO de BBVA: “Chile es el país donde quizás estamos más insatisfechos con la cuota de mercado, por lo baja que es”

Compartir

Fuente: Diario Pulso

El consejero delegado del banco no descarta crecer vía adquisiciones, pero el plan original sería aumentar presencia por el canal digital. Respecto a las presidenciales, Torres resta dramatismo al impacto. Cualquiera sea el resultado, Chile crecería sobre 2% en 2018.

Antes de ser ascendido a CEO de BBVA a nivel global, previo a transformarse en el segundo ejecutivo más importante del grupo y ser considerado el sucesor del presidente del grupo, Francisco González, el actual consejero delegado del grupo BBVA era la cabeza del área digital. Algo que todavía se nota en su discurso. Para Torres, está claro: el crecimiento a nivel global de BBVA se realizará a través de este canal.

El año pasado dijeron que querían ampliar su presencia en Chile. Pero al cierre de 2016 su participación cayó de 6,3% a 6,1%, por una política de riesgo más conservadora. ¿Cómo buscan entonces concretar esa expansión en 2017?

 -Una de las prioridades que hemos decidido es el foco del riesgo sobre capital, eso lleva a que en mercados cuando la competencia tiene una oferta más agresiva, conscientemente nos retiramos, es decir, no nos compensa extender créditos en segmentos en los que la rentabilidad no es suficiente para atender el costo del capital. Eso ha tenido un impacto en el desarrollo de nuestra cuota. En Chile hemos puesto mucho foco en crecer orgánicamente, pero hacerlo rentablemente. En el mundo del crédito de consumo tenemos mucho recorrido y Chile es de los países de América del Sur, con Argentina, que destaca en penetración de clientes digitales, con ventas desde el mundo digital de 30% del total de los clientes, cuando la media del grupo es de 17% y hay países en que no alcanza el 10%. Ese es el camino que tenemos trazado en Chile, crecer a través del canal digital, donde podemos tener una ventaja frente a otros competidores, podemos tener un gancho enorme. Es una aspiración que llevamos arrastrando hace años, no estamos satisfechos con nuestra cuota de mercado, Chile es el país donde quizás estamos más insatisfechos con la cuota de mercado, por lo baja que es, pero podemos crecer a través del canal digital.
¿Descartan entonces las adquisiciones?

-No descartamos, pero tampoco lo planificamos. Si hubiese una posibilidad, la miraríamos. Hace no mucho hemos estado mirando oportunidades que finalmente decidimos no acometer. Pero si las hubiera, es nuestra responsabilidad mirarlas, analizarlas, ver si encajan estratégicamente y financieramente y esa puede ser una vía de crecimiento para nuestra cuota. Pero el plan no es ese. Eso ocurre si se cruza en el camino.

¿Cómo están viendo las elecciones presidenciales este año en Chile? ¿Qué tanto afecta su planificación para Chile?

-En la planificación que hacemos, no demasiado. Añade un posible elemento catalizador, dependiendo qué pase, en la medida que quien salga electo pueda tener políticas que generen mayor crecimiento de la actividad. La verdad es que no estamos satisfechos a nivel macro, yo creo que nadie en Chile está satisfecho con las cifras de actividad. Nuesta previsión de crecimiento en 2017 no es mucho más alta que en 2016, aunque en 2018 podríamos ver un crecimiento por encima del 2%, independiente de lo que pase en las elecciones.
¿Cuál es el mayor riesgo que ven en Chile para un menor crecimiento económico y un subsecuente escenario más complejo para BBVA?

-Chile tiene sólidas bases macroeconómicas y un sistema político consolidado. Valoramos muy positivamente la política monetaria que se está llevando a cabo para reactivar la economía.

En cuanto a los riesgos externos para Chile y también para la región continúan vinculados a shocks adversos que podrían provenir principalmente de China. En el plano interno, hemos observado una desaceleración algo mayor a la anticipada. Las previsiones de BBVA Research para Chile son de un crecimiento del 1,5% en 2016 y un 1,6% en 2017, pero el crecimiento potencial para el país sigue estando en torno al 3%.

En definitiva, vemos a Chile como un país de oportunidades, no de riesgos.