Asistentes digitales por voz: la gran batalla que Amazon busca ganar

Asistentes digitales por voz: la gran batalla que Amazon busca ganar

Compartir

Fuente: Pulso

Al menos el 25% de las interacciones con dispositivos móviles será a través de comandos de voz al 2019, de acuerdo con cifras de la consultora Gartner. Los usuarios rápidamente han aprendido a usar asistentes virtuales como Siri o Google Now. Pero los analistas ven en los hogares conectados un mercado importante, espacio donde Amazon, a través de su asistente Alexa, lleva la delantera…por ahora.

La industria de las asistentes virtuales está creciendo fuertemente. De acuerdo a estudios recientes, el próximo año el valor de este mercado alcanzará los US$5 mil millones, mientras los ingresos por reconocimiento de voz superarían los US$7.500 millones hacia el año 2024. Además, en los próximos siete años, el tamaño de la industria de asistentes virtuales crecerá 35% anual. ‘Con estas plataformas, la experiencia del usuario mejora significativamente. Abren una nueva dimensión en la relación con la tecnología, brindando nuevas alternativas que hacen que el futuro de los modelos de customer experience estén por definirse. No tengo dudas de que experiencias como Alexa van a empezar a ser el modelo que va a consolidarse en la interacción diaria con la tecnología’, dice de Rodrigo González, presidente ejecutivo de Accenture Chile.

Pero la clave para la rápida expansión de Alexa -que según los analistas debiera tener un crecimiento explosivo durante 2017- consiste en su sistema de alianzas. Mientras Google sigue apostando por un sistema fijo como Android, y Apple hace lo mismo con iOS, Alexa dialoga con ambos. De hecho, el interés de Amazon es ir más allá de un dispositivo móvil o la integración con el hogar inteligente. Ya en CES 2016 su fundador, Jeff Bezos, anunciaba una alianza con Ford con la que se buscaba integrar el asistente Alexa en la versión más reciente de su software Ford Sync 3. Del mismo modo, en países angloparlantes donde Alexa está disponible se puede encontrar aparatos que incorporan el sello ‘Compatible con Alexa’, como ocurre con las luces IP de Philips, WeMo, entre un sinfín de elementos entre los que poco a poco empiezan a integrarse los electrodomésticos y en celulares como el flagship de Huawei, Mate 9, que incorpora el asistente de forma nativa.

‘A diferencia de Apple o Google que han apostado a ecosistemas cerrados, donde la compatibilidad y fluidez es óptima sólo con sus plataformas, la estrategia de Amazon es abierta, con un afán de integrarse sin importar el sistema operativo’, dice Nicole Forttes, directora del Smartlab UDD. Sin embargo, Forttes señala que aún falta para que lleguen al mercado local. Mientras que el asistente de Amazon funciona en inglés, el de Google cuenta con más idiomas incorporados.

La integración de sistemas como Alexa o Google Home parece ir en pos de los cambios de hábito de los consumidores. ‘En un futuro no muy lejano, los usuarios ya no tendrán que lidiar con múltiples aplicaciones, sino que hablarán literalmente con asistentes personales digitales como Siri de Apple, Alexa de Amazon o Asistente de Google’, dice Mark O’Neill, director del área de investigación de Gartner. Pero no sólo se trata de experiencia, sino también de rapidez. Tal como concluye un estudio de Stanford, el tiempo que se utiliza en dar órdenes por comando de voz es tres veces más rápido que el tecleo en una pantalla. La idea, según han planteado los fabricantes, es que en el futuro la gente no querrá tipear, sino que buscará una interacción lo más cercana a lo humano. Una conversación natural y fluida con información contextual enriquecida.

En el largo plazo, esto también cambiaría la forma de dirigir computadores y negocios, donde pueden generar grandes beneficios como reducción de costos, personalización de los servicios, mayor calidad en la atención al cliente, entre muchos otros. Sólo en el segmento de las pequeñas y medianas empresas, la adopción de asistentes virtuales crecerá en una tasa anual de 37% en los próximos siete años. ‘Mientras que las industrias en las que más rápidamente está creciendo la utilización de asistentes virtuales son las de salud, retail, automotriz, financiera y telecomunicaciones. En la automotriz los ingresos en asistentes virtuales superarán los US$ 2,8 mil millones hacia el año 2024’, cuenta González.
Propuestas en el mercado

Si bien es el software lo importante, Amazon y Google llevan a la delantera a la hora de poner productos en el mercado. La propuesta de Amazon, hasta el minuto, se ha enfocado en Echo y su versión más pequeña: Dot, un asistente en altavoz para la casa, que funciona con Alexa, que tiene un precio de entrada de US$49 y que permite manejar listas de música, luces, calendarios y el clima, entre otros. Mientras que la compañía fundada por Larry Page y Sergei Brin ya introdujo a mercados desarrollados Google Home, con un precio inicial de US$129 y que está disponible en 24 países. En tanto, Apple sigue con Siri focalizado en el iPhone.