Inicio Columnas Soluciones para un transporte eficiente

Soluciones para un transporte eficiente

Compartir

Por Ignacio Dogliotti, Gerente Comercial Tigabytes

La gran cantidad de aplicaciones que hoy coexisten en esta área específica de las TIC conspira para un desarrollo integrado y eficiente de una estrategia verdaderamente exitosa en materia de mejorar los flujos al interior de la ciudad.

Los teléfonos inteligentes y las tabletas han transformado tanto el entorno profesional como el personal, y hoy existen aplicaciones muy útiles y atractivas para ambos mundos.

Tal es el caso, por ejemplo, de aquellas soluciones específicamente diseñadas para gestionar el transporte urbano, como parte del nuevo concepto de “Ciudad inteligente”. Algunas son de uso personal, como los famosos sistemas de movilización privado de pasajeros (como Uber y Cabify), pero otras se integran directamente con los sistemas de gestión de transporte colectivo, de manera tal de ofrecer una adecuada plataforma de información a los usuarios de buses o trenes.

Y si bien en Google Play es posible encontrar múltiples ejemplos desarrollados tanto por entidades públicas como por particulares, cabe preguntarse ¿Qué debe tener una buena aplicación para satisfacer de manera correcta las necesidades de una ciudad Inteligente?

Hoy en día, la nube, Big Data y las TIC permiten contar con respuestas compatibles con la premisa básica que se desprende de este concepto, es decir, utilizar las herramientas ya existentes con otras innovadoras para hacer más fácil la vida de todos los habitantes que necesitan a diario desplazarse, en sus autos o mediante transporte público, por la ciudad.

Una  idea que ya se puso en práctica en Finlandia el 2015 es el concepto de movilidad como servicio (MaaS, por sus siglas en finlandés). De acuerdo con sus diseñadores consiste básicamente en tener una sola aplicación para teléfonos móviles que se encargue de todas las necesidades de movilidad de los usuarios, buscando el mejor modo de llegar donde se quiera, mediante una combinación eficiente de medios de transporte, y que además permita pagar, en todos los casos, con un sistema único.

En el reverso de la medalla, Santiago se debate en una curiosa dicotomía, pues si bien cuenta con avances efectivos en materia de TIC aplicadas a este sector, como los sistemas de gestión de flotas, el pago integrado a través de la tarjeta Bip! o los dispositivos móviles conectados a un servidor que informa el horario de circulación de buses o trenes, se trata de herramientas que operan en forma aislada y que no entregan una solución integral, de acuerdo con los requerimientos de una ciudad inteligente.

¿Y cómo podríamos avanzar en una solución eficiente?, básicamente integrando todas las variables operativas mediante el uso de las herramientas que hoy nos ofrecen la nube y Big Data, por ejemplo.

Mediante una gran aplicación que puede operar desde un servidor externo como el de Google, se podría coordinar a los diferentes servicios de planificación de viajes dentro de la ciudad, para que no sólo incluyan los servicios de autobuses y ferrocarril subterráneo, sino también los taxis, los viajes en auto compartido o incluso las paradas más cercanas de bicicletas (gratuitas o pagadas), además de una coordinación, por ejemplo, con la Unidad Operativa de Control de Tránsito, para tener una idea certera de cuáles son las calles más congestionadas y las respectivas vías alternativas.

Estas opciones serían gestionadas por “Integradores de la movilidad” (al estilo finlandés), que pueden ser unidades de negocios públicas o privadas, las cuales proveerán estos servicios mediante la nueva aplicación, coordinándose directamente con todos los agentes del transporte metropolitano, utilizando sistemas de alta tecnología para mostrar en tiempo real la información de horarios y localización de vehículos. A su vez, la nueva aplicación, a diferencia de lo que hoy existe, debe tener interfaces que no sólo estén disponibles en cualquier dispositivo móvil, sino que además sean amigables y fáciles de utilizar.

En el actual estado de evolución tecnológica, la disgregación de iniciativas en múltiples acciones individuales ya no es garantía de éxito. Si antes la máxima estratégia era “divide y conquistarás”, hoy el camino de la nueva Revolución nos indica que, especialmente en temas de gestión de transporte para ciudades inteligentes, la clave es “Integra y serás exitoso”.