Inicio Columnas Soluciones de recuperación de desastres al alcance de todos

Soluciones de recuperación de desastres al alcance de todos

Compartir

Por Roberto Maino A. Director Nuevos Negocios y Control de Gestión de SONDA.

En el entorno actual, las organizaciones deben entregar servicios de calidad las 24 horas del día y los 7 días de la semana, ya que cualquier interrupción de sus servicios provocará pérdidas financieras, las cuales según las estimaciones de Gartner alcanzan US$ 5.600 por minuto de inactividad y un daño de largo plazo en la reputación de la organización. En el sector privado, si un servicio se encuentra inactivo, los clientes pueden cambiarse a la competencia con relativa facilidad; en el sector público, la pérdida de acceso a servicios fundamentales puede erosionar la confianza de la ciudadanía en las instituciones gubernamentales; y en la salud, puede poner en peligro la vida del paciente.

Un buen ejemplo de un desastre inesperado a gran escala es la interrupción del centro de datos de Delta Airlines ocurrida el 8 de agosto de 2016, la cual provocó que cientos de vuelos paralizados durante seis horas, afectando a miles de personas en todo el mundo.

De esta forma, hay cada vez menos tolerancia a cualquier tipo de interrupción de servicio, y en un mundo hiper-conectado, las noticias sobre las interrupciones se esparcen rápidamente, lo que hace aún más difícil reparar las reputaciones dañadas. Como resultado, los ejecutivos de negocios claves de la organización exigen niveles mucho más altos de disponibilidad de los servicios de TI. Solo en los últimos años, los debates acerca del tiempo de inactividad y la pérdida de datos aceptable cambió de horas y minutos a segundos y para muchas organizaciones, el debate pasó a la disponibilidad continua.

Los avances en tecnología han impactado significativamente la forma en que los ejecutivos de negocios y los profesionales de TI piensan sus planes de continuidad de negocio y recuperación de desastres (BC / DR). Estas dos prácticas estrechamente relacionadas, están diseñadas para ayudar a mantener las operaciones diarias de una organización tanto respecto de los desafíos diarios como frente a riesgos imprevistos, como un desastre natural, así como también amenazas más recientes como el ramsonware. Aunque los dos términos son claramente diferentes, su combinación en los últimos años se ha manifestado de forma tal que los ejecutivos de negocios y los profesionales de TI deben trabajar juntos para incorporar un sólido y holístico plan de BC / DR.

Frecuentemente los ejecutivos de negocios cometen el error de asumir que el respaldo de sus datos es suficiente para mantenerlos en funcionamiento después de un desastre. Desafortunadamente, simplemente tener un respaldo es sólo una parte de la ecuación, similar a tener un neumático desinflado y un repuesto, pero sin herramientas para instalar ese repuesto en su lugar para que el auto siga andando.

Los métodos tradicionales de BC / DR, costosos y complejos de implementar, probar y administrar, están siendo reemplazados por nuevas e innovadoras soluciones de recuperación como servicios basados en la nube, que eliminan la complejidad y las inversiones de capital a cambio de flexibilidad y mayor facilidad de despliegue. Las soluciones DR basadas en la nube hacen posible que las empresas con presupuestos y recursos más limitados implementen estrategias robustas e integrales.

La mayoría de las soluciones DR basadas en la nube tienen la capacidad de medir su efectividad en cualquier momento durante todo el año sin detener la producción, a través de pruebas periódicas que permiten asegurar que las aplicaciones, los datos y los entornos de TI replicados aparecerán en otro sitio con éxito.

Con una solución de Recuperación de Desastres como Servicio (DRaaS), una organización no tiene que invertir o mantener su propio ambiente de recuperación de desastres. Tampoco tiene que preocuparse por tener la experiencia interna para proveer, configurar y probar un plan de recuperación de desastres. Cuando se diseña una solución DRaaS se debe prestar especial atención tanto en la rapidez con la que se puede recuperar (generalmente denominado RTO – Recovery Time Objective) así como también la cantidad de datos que queda sin sincronizar en caso de desastre (RPO – Recovery Point Objective), siendo este último punto extremadamente importante, especialmente para los negocios basados en transacciones.

SONDA utiliza diversas herramientas integradas con nuestro Cloud Empresarial, las cuales proporcionan una replicación casi en tiempo real con RPOs de 10 segundos o superiores. Algunas herramientas cuentan con journals que permiten flexibilidad en términos de puntos de recuperación y que se vuelve muy importante con la creciente amenaza de ransomware, y que son capaces de volver a un punto específico en el tiempo antes del ataque ransomware.

SONDA cuenta con una suite de soluciones de DRaaS para ayudar a las organizaciones a alcanzar sus objetivos de disponibilidad de servicios TI y protección de datos, junto con características claves para los ejecutivos de negocio, tales como mínimos tiempos de restauración de los servicios TI, capacidad de pago por uso, habilidad de priorizar la restauración de datos y cargas de trabajo y la flexibilidad de realizar pruebas que permitan asegurar la adecuada protección en caso de que un desastre sea declarado.