Inicio Columnas ¿Puede México convertirse en punta de lanza de préstamos digitales?

¿Puede México convertirse en punta de lanza de préstamos digitales?

Fuente: El universal.com.mx

Por: Ankit Sharma, Financial Services Advisory, PwC

Los préstamos están experimentando una transformación fundamental. Al igual que muchos otros temas del sector financiero, la parte digital está marcando una nueva pauta también en este campo. ¿Se encuentra México listo para el boom del préstamo digital? Para aquellos que no tienen el contexto de lo que préstamo digital significa, es el acto de otorgar este servicio a través de canales como el celular, internet etc. Es decir, ofrece no solo una gran oportunidad financiera para Fintechs y bancos, sino también ayuda a mejorar la inclusión financiera.

Las Fintechs de la nueva era a lo largo del mundo han estado en la vanguardia de la integración del mercado prestamista. En su primera etapa, se abrieron paso mediante el uso de internet, pero ahora sus modelos digitales han asumido una cobertura y alcance más amplios. Adicionalmente, los bancos principales han empezado a hacer uso de casos de “ganancias rápidas”. Por ejemplo, han empezado a realizar préstamos digitales a sus clientes internos. En Reino Unido, India y México, bancos como Natwest Bank, HDFC Bank y BBVA Bancomer respectivamente han empezado a otorgar préstamos personales instantáneos. Algunos bancos también han comenzado a digitalizar diferentes etapas de la cadena de valor de los préstamos desarrollando KYC biométricos, flujos de trabajo de préstamos preaprobados. Todo esto ha llevado a un auge de estos servicios a nivel mundial y México no es diferente.

Está claro que internet, la penetración de telefonía móvil, los avances tecnológicos a lo largo de la proliferación del análisis de grandes datos, el entorno regulatorio robusto y las innovaciones del modelo de negocio son factores clave que permitirán asegurar el éxito al ecosistema de préstamos digitales. ¿Qué tan relevantes son para México?

En primer lugar, internet y la penetración de telefonía móvil es alta en México. En año 2017, la población digital en nuestro país superó el 50% de la población total; con 70 millones de usuarios activos de internet, México ocupa el  décimo lugar en el ranking mundial de países con más usuarios. Los patrones de comportamiento de clientes han cambiado también. Los clientes están realizando  cada vez más compras en línea para cualquier tipo de producto o servicio y están usando banca en línea para realizar sus transacciones financieras. Esto provee de un excelente mercado para que el préstamo digital prospere.

En segundo lugar, los avances tecnológicos son un habilitador clave para el préstamo digital. Los datos 4G, nube, gran base de datos y análisis avanzados son piezas críticas en el ecosistema del préstamo digital. Con un alto nivel de penetración móvil- en México, es de casi el 70%-, una cantidad sin precedentes de información de los clientes es generada por medio de la búsqueda web, redes sociales, comercio electrónico y banca. Por tanto, los prestamistas pueden comenzar a aprovechar esta información para reducir el costo de la adquisición de clientes, mejorar los modelos de suscripción, establecer sistemas de alerta temprana y mejorar la experiencia inicial del cliente. De hecho, las Fintechs a lo largo del mundo  como, por ejemplo, Finja en Pakistán, Capital Float en la India, y Oakam en el Reino Unido, están utilizando análisis de big data para mejorar sus modelos de suscripción y proveer préstamo digital. Las Fintechs mexicanas han comenzado a hacer lo mismo.

En tercer lugar, un entorno regulatorio sólido en México está dando un impulso al crédito digital. Con la reciente aprobación de la ley Fintech, México ha proveído de certeza legal a todos los jugadores Fintech y ha creado condiciones para promover la innovación. En Reino Unido, por ejemplo, el Acta de Open Banking obliga a compartir los datos del banco a organizaciones autorizadas en un formato estándar. Esto permite a las firmas Fintech a usar datos reales de transacciones de clientes para la creación de productos y realizar evaluaciones de crédito en tiempo real. En México, Open Banking o Banca Abierta ayudará de la misma manera, una vez se haya implementado.

En cuarto lugar, las firmas de préstamo digital actualmente se encuentran penetrando el ecosistema de los servicios financieros a un ritmo nunca antes visto. Ejemplos de algunos modelos innovadores son: el punto de venta para las transacciones de préstamo, las asociaciones entre bancos y Fintechs, los intercambios de descuento en facturas, el préstamo entre particulares y modelos de préstamos digitales dirigidos por bancos. Por nombrar algunos, Credijusto y Mimoni son dos firmas mexicanas que están emprendiendo en este mercado., entre otras. Además, en el futuro es posible que Fintechs internacionales entren en el mercado mexicano, incorporando sus propios modelos innovadores.

Como resultado, parece muy probable que México tenga los fundamentos para asegurar una implementación exitosa en la operación de plataformas para préstamos digitales. No obstante, es necesario observar que tan grande se vuelve el mercado y la forma en que los bancos pueden proveer los productos requeridos por los consumidores a un costo razonable, y también observar que tan listos estarán los clientes para ello. Como siempre, ¡solo el tiempo lo dirá!