Inicio Columnas Pasado, presente y futuro de Internet en Chile desde la mirada de...

Pasado, presente y futuro de Internet en Chile desde la mirada de los expertos

Compartir

Por: Alejandro Padilla. CEO de ATENTUS.

Así como es necesario conocer el pasado para comprender el presente, entender la evolución de la internet en Chile a través de los acontecimientos significativos en su historia es esencial no sólo para analizar en dónde nos encontramos hoy, sino hacia dónde vamos y para qué debemos prepararnos.

En 2010, durante la primera edición del Encuentro Nacional de Desempeño en Internet (ENDI) organizado por la empresa ATENTUS, José Miguel Piquer, autor del dominio “.cl” y académico pionero en el desarrollo de la internet en Chile, junto con Alejandro Barros, ex secretario ejecutivo de estrategia digital de Chile, examinaron en conjunto el desempeño de las redes de datos que soportan la internet en el país, tomando como base el terremoto del 27 de febrero y las fallas dentro de las redes nacionales que éste dejó al descubierto.

Tal evento puso a prueba el comportamiento de las redes nacionales, conformadas por la interconexión de los distintos proveedores de acceso (ISP) y por la infraestructura de centros de datos que estos proveedores y las distintas empresas han construido. Tras la tragedia, se demostró que dichas redes y proveedores no estaban tan preparados para una emergencia como se esperaba.

Tales fallas dejan en evidencia que los servicios de internet son clave en las comunicaciones y difusión de información nacional, especialmente en caso de emergencia, razón por la que aprender de los errores y reforzar la calidad de la red debe ser prioridad, sobre todo si consideramos que en un futuro, estas podrían ser aún más importantes de lo que lo fueron entonces.

Una vez que quedan en claro los puntos débiles de la infraestructura, llega el momento de mirar un poco más a fondo, específicamente los servicios web y su funcionamiento.

Si tomamos en cuenta los estudios de Juan Carlos Camus, Co-autor de la Guía para el Desarrollo de Sitios Web de Gobierno y Andrés Bustamante, director de gobierno digital de Chile en relación al ENDI 2011, enfocado en la percepción del usuario sobre los servicios web, podremos ver que al momento de desarrollar un sitio o aplicación es esencial tener en mente a quiénes y cuántos queremos llegar, diseñando en torno a aquellos que utilizarán su versión final y ajustando el presupuesto acorde a esto.

Si bien es cierto que la instalación de una plataforma web para un comercio, por ejemplo, puede ser mucho más económica que una red de tiendas físicas, eso no implica que deba dejarse a un lado la inversión o que se pretenda ser demasiado austero.

Lamentablemente, aún a estas alturas del partido no es extraño toparse con una web que se cuelga, que es lenta o difícil de usar, cuestión que debemos prever y evitar en todo momento, incluso después de haber trazado el diseño original, ya que, como la experiencia nos dice, la primera versión de un sitio siempre tendrá que ser cambiada y adaptada acorde a las exigencias y detalles que van surgiendo en el camino.

Es así como llegamos a un tercer peldaño en la evolución y el desempeño de los servicios de internet, el cual se enfoca ahora en el futuro: A dónde van los servicios de internet chilenos y para qué tenemos que estar preparados.

De acuerdo con Mauricio Avaria, sub gerente de gestión internet de Banco Estado y Andrés Silva socio fundador de la aplicación HappyShop – quienes además pertenecen a las dos industrias que más han impulsado el desarrollo de la internet chilena: La banca y el retail – el uso del canal internet se hace cada vez más portable.

Hoy día, vemos como la experiencia online gira alrededor de la movilidad. El usuario ya no utiliza internet únicamente desde el computador en su casa u oficina, sino a través de su teléfono móvil o tablet, sentado en el metro, haciendo fila en el súper mercado o esperando en el tránsito, razón por la cual los servicios web deben acomodarse a este escenario diseñando interfaces y aplicaciones sencillas que se adapten a los dispositivos, además de ofrecer al usuario la opción de realizar toda clase de transacciones a toda hora y en todo lugar, sin necesidad de acercarse a la tienda o sentarse frente a un computador.