Inicio Columnas Los estandartes de la nueva generación de trabajo móvil

Los estandartes de la nueva generación de trabajo móvil

Compartir

Por Vicente Millán, Gerente de Desarrollo de Negocios Intel Chile

Al pensar en las oficinas hace algunos años, es imposible no recordar en grandes, pesados y ruidosos equipos rodeados de redes de cables y luces que poblaban los espacios de todo tipo de negocios. Pero gracias al rápido avance de la tecnología en computación personal esa situación es ahora cosa del pasado. Equipos que tardaban una buena cantidad de minutos en iniciarse ahora han sido reemplazados por equipos ultraligeros que no toman más tiempo que un televisor en estar listos para cualquier tipo de trabajo, además de cambiar las tradicionales reuniones, a las cuales ahora se puede asistir por una videoconferencia incluso desde un dispositivo móvil, como un tablet o un smartphone.

Las nuevas generaciones de equipos de cómputo no sólo han beneficiado a sus usuarios con tamaños y formatos más cómodos, sino también con un manejo más inteligente de la energía que abarata costos operacionales al mismo tiempo que ofrece un mejor desempeño, ya que permite a la batería del equipo funcionar por más tiempo. Considerando estas importantes ventajas, las compañías locales (en las que el 86% utiliza notebooks y PC de escritorio para realizar sus labores), un 46% expresó la intención de renovarlos dentro de los próximos 6 meses con la movilidad en mente, según un estudio realizado por Intel.

intelEs este mismo concepto de movilidad es el que ha estado más en boga durante los últimos años. Atrás quedó la vieja torre ruidosa que acompañaba al monitor en el escritorio: ahora diferentes formatos extremadamente portátiles y a la vez  potentes, permiten instalar la oficina en virtualmente cualquier lugar. Como por ejemplo la nueva línea de equipos de escritorio o PC, que siendo un poco más grandes que un cubo Rubik (10×10 cm apróx) y que cabe incluso en la palma de una mano e integrando todo lo necesario para utilizar periféricos de cualquier tipo: salidas de video, audio, HDMI y puertos USB, permiten ejecutar todo tipo de aplicaciones con el mismo nivel de desempeño que un PC tradicional que habría utilizado en el espacio de una torre de antaño.

Lo mismo pasa con los portátiles convencionales: ¿Quién no preferiría gozar de la libertad de llevar el trabajo a cualquier lugar ya sea dentro o fuera de la oficina? Según los últimos datos obtenidos por Intel, el 73% de los profesionales encuestados elige un notebook por sobre un PC de escritorio, ya que siguen siendo dispositivos de gran potencia. Pero también hay quienes por el tiempo se han acostumbrado a un equipo de escritorio, que gracias a los avances de la miniaturización y diseño ahora ya no tienen que ser los grandes armatostes de antaño. Es ahí donde llegan los AIO (All-in-One), equipos tan ligeros como un Notebook pero en un formato de escritorio que incluye todas las piezas tras su pantalla, eliminando la necesidad de tener diferentes partes conectadas entre sí.

Intel_C4D_by_PLISS_R92Considerando las altas necesidades de movilidad de muchos trabajadores, los llamados 2 en 1 también van al rescate: equipos que pueden ser utilizados tanto como notebook o Tablet a la vez, dependiendo de la tarea que sea necesario realizar en cada momento. Es un hecho que las tablets son cada vez más herramientas de trabajo más que sólo dispositivos de entretenimiento: según los últimos datos obtenidos por Intel, el 28% de los ejecutivos opta por uno de ellos como dispositivo para trabajar.

Está claro que el gran abanico de opciones a la hora de trabajar con equipos de cómputo derribó las limitaciones antes impuestas por la necesidad de elegir sólo por un PC de escritorio o un notebook tradicional. De esta forma, cada negocio puede calcular qué equipo se ajusta mejor a sus necesidades, optimizando tanto sus gastos como sus niveles de productividad a la hora de escoger herramientas de trabajo, sin dejar de contar con modelos ligeros, portables y móviles.