Inicio Columnas Los bancos tienen que desarrollar un modelo de negocio adaptado al mundo...

Los bancos tienen que desarrollar un modelo de negocio adaptado al mundo digital y basado en el conocimiento

Compartir

CAMBIO--575x323

Francisco González, presidente de BBVA, ha presentado en Madrid el libro ‘C@mbio. 19 ensayos fundamentales sobre cómo Internet está cambiando nuestras vidas’, junto a Federico Casalegno, director del MIT Mobile Experience Lab (EE UU), y Lucien Engelen, director de Regional Acute Healthcare Network, del Radboud University Medical Centre (Holanda), dos de los autores del libro. Esta obra, que recoge las reflexiones de destacados especialistas procedentes de diferentes campos de conocimiento, es el sexto volumen de la colección editada por BBVA y dedicada a explorar las cuestiones decisivas de nuestra época.

Durante la presentación, el presidente de BBVA ha resaltado la importancia de OpenMind (www.bbvaopenmind.com ), una comunidad digital de conocimiento sobre ciencia, tecnología, economía, medio ambiente y humanidades y ha explicado la elección de internet como tema de del nuevo libro porque se trata del mayor agente de cambio de nuestra época. “Afecta de manera crucial a todas las actividades humanas, a todas las esferas de nuestra vida, seamos o no conscientes de ello”. Y añade que “la sociedad ha cambiado: las personas están mejor informadas y son más exigentes, sus hábitos de consumo, sus preferencias, sus criterios de decisión son diferentes”.

Y, aunque la banca y las finanzas han cambiado, lo han hecho mucho más lentamente que otros sectores. “Pero el gran tsunami de cambios, la profunda reconversión de la banca es inevitable y está ya muy cerca“, advierte Francisco González. En su opinión, la industria financiera está entrando en un terreno desconocido: “La industria financiera convencional se está convirtiendo en lo que yo llamo la industria BIT (banca, información y tecnología), en el camino hacia una verdadera banca del conocimiento: una industria capaz de proporcionar más y mejores soluciones para la vida de las personas, impulsando así de forma más eficaz el crecimiento económico y el bienestar a escala verdaderamente global”.

Esto representa una amenaza para los bancos actuales, admite el presidente de BBVA. “Pero desde el punto de vista de las personas -los consumidores y del conjunto de la sociedad- debe verse como una gran oportunidad. Un sistema financiero más competitivo, más ágil, más eficiente y más conveniente para todos”.

Hasta ahora, muchos creían que los gigantes de la red, como Google, Apple, Facebook o Amazon, no entrarían a fondo en un negocio como la banca, altamente regulado y de valoración de mercado más baja que sus negocios actuales. “Todas estas grandes compañías están todavía en una fase de prueba y error, pero algunas de las que he citado -u otras de las que probablemente todavía ni hemos oído hablar- acabarán lanzando iniciativas mucho más ambiciosas”, asegura Francisco González.

El presidente de BBVA considera que los bancos tienen una importantísima ventaja frente a los nuevos competidores: el gran volumen de información que ya tienen acerca de sus clientes. “El gran reto es convertir estos datos en información y ésta, a su vez, en conocimiento. Y utilizar ese conocimiento para ofrecer a los clientes lo que quieren, cuándo y cómo lo quieren”.

Para atender esas demandas, los bancos tienen que desarrollar un nuevo modelo de negocio, adaptado al mundo online y basado en el conocimiento. “En BBVA queremos anticiparnos al cambio que nos trae esta revolución tecnológica que, en gran medida, se articula en torno a internet. Por supuesto, no somos adivinos y no sabemos exactamente cómo será el mundo, cómo serán las personas, como será nuestra industria, ni siquiera cómo será BBVA dentro de unos años. Pero sabemos que el conocimiento es la clave de un futuro mejor: para BBVA, para las sociedades y para las personas”, concluye Francisco González.

Las personas y las tecnologías

Federico Casalegno ha centrado su intervención en el riesgo de que la relación simbiótica entre las personas, las redes y las tecnologías nos desconecte de la interacción humana directa. El objetivo del Mobile Experience Lab que dirige Casalegno en el MIT es precisamente diseñar nuevos medios y tecnologías que permitan conectar individuos, lugares e información siempre con un enfoque antropocéntrico, en el que la tecnología sea una herramienta y no el motor de la innovación.

En su opinión, “la tecnología digital ha reinventado nuestras expectativas de permanecer conectados a expensas de renunciar a algunas de nuestras conexiones humanas más importantes, aquellas que se producen cara a cara”. A medida que nuestros dispositivos se vuelven más complejos -advierte Casalegno- se hace más necesario meditar con cuidado sobre la forma de beneficiarnos de la tecnología digital sin convertirnos en ciborgs.

Lucien Engelen ha puesto el foco en los efectos de las nuevas tecnologías en la atención sanitaria, que han provocado que determinados aspectos de la asistencia sanitaria empiecen a dar pasos hacia la extinción. Sin embargo, Engelen se muestra convencido de que seguiremos necesitando profesionales médicos, personas reales, con empatía real, que proporcionen cuidados de calidad.

En el futuro ser un buen profesional de la salud ya no bastará -vaticina Engelen- porque el tratamiento médico se convierte en una experiencia, y la satisfacción del paciente con el servicio recibido puede llegar a ser tan importante como la calidad de la medicina practicada. Además, los pacientes están mejor informados y quieren asumir el control de su salud.

Fuente: Diariovasco.com