Inicio Columnas Las estrategias de redes sociales se tardan en pagar

Las estrategias de redes sociales se tardan en pagar

Compartir

social-media-300x200Los bancos tienen una tendencia de contar los pollos antes de nacer con lo que se refiere a redes sociales y estrategias de contenido. Tratan de calcular el retorno de la inversión mucho antes de que las redes sociales empiecen a tener algún valor para ellos. De esta forma, se pierden una oportunidad de crecer exponencialmente.

Las estrategias de redes sociales dependen de establecer una conexión emocional con la audiencia —y eso toma tiempo en desarrollarse. Sin embargo, hay varios pasos que los bancos pueden tomar para trabajar hacia ese objetivo.

Mientras que 69 millones de personas en Estados Unidos ahora usan la banca online, los bancos han tenido dificultades para convencer a los clientes de comprar productos bancarios. Los clientes ven en cualquier lugar de 3.000 a 20.000 mensajes de marketing al día y son cada vez mejores en olvidarse de ellos.

Un blog bien diseñado en el sitio de un banco, situado junto a la de inicio de sesión del cliente, puede incrementar las oportunidades de dirigir el tráfico a un blog. Si los bancos pueden convencer a los consumidores de leer sus anuncios, estarían en el camino de construir un relación sólida. También pueden dirigir el tráfico hacia sus blogs mediante la vinculación de ellos a los canales de redes sociales.

Los bancos también tienen mejores oportunidades de conectarse con los consumidores si se enfocaran en proveer contenido emocional. Eso es lo que hace que el contenido share-able, según un estudio Buzzsumo de los recuentos de acciones sociales de más de 100 millones de artículos a lo largo de ocho meses. Un estudio de investigación del New York Times apoya este hallazgo; entrevistas a 2.500 personas encontró que son más propensos a compartir el contenido cuando es entretenido, cuando contiene valor, da a los amigos un mejor sentido de sus identidad personal y les ayuda a mantenerse conectado con otros.

Para los bancos, crear contenido emocional puede que requiera pensar fuera de la regla. Si bien usted puede pensar que escribir acerca de los tipos de interés hipotecarios atraerá más espectadores, el contenido que tira las fibras del corazón y entretiene tiene muchas más posibilidades de tener éxito. Por ejemplo, los bancos pueden querer enfocarse es historias sobre el fondo de comercio que generan en sus comunidades. A medida que más clientes comparten las entradas del blog de un banco y los mensajes de las redes sociales, más gente va a verlos como personas influyentes y demostrarán interés en sus productos.

Por último, los bancos deberían usar sus blogs como canales de ventas. Los bancos gastan la mayor parte de su presupuesto de marketing online en anuncios de pagos por click y en otras formas de mostrar sus anuncios en sitios web pululares, plataformas de redes sociales y motores de búsqueda. Pero apenas gastan tiempo, dinero, o energía en los anuncios que podrían estar ejecutándose en sus propios sitios web o blogs.

Dado que los bancos poseen el tráfico que llega a su blog, también son dueños de anuncios spots del blog. Este espacio puede ser particularmente ventajoso por varias razones. Los anuncios llegarán a los clientes que ya están comprometidos e interesados ??en el contenido que ofrecen los bancos, y no van a tener que competir con los anuncios de otras compañías. Y mientras que a los bancos se les podrían cobrar una tasa de click-through cuando publican anuncios en otros sitios, ellos se pueden comercializar en sus propios blogs de forma gratuita.

Mientras que los bancos están comenzando a entender más acerca del contenido emocional en las redes sociales y todavía son demasiado impacientes cuando se trata de ver resultados. Deben entender que el ROI vendrá una vez que han logrado estimular las conversaciones online, formando vínculos emocionales con los clientes y anotado un seguimiento significativo. Solo entonces los bancos serán capases de ver lo que sus canales sociales están produciendo.

siracusa-john-250John Siracusa

 

 

 

 

 

Fuente: American Banker