Inicio Columnas La crisis de los medios de pago en Chile. “Cuando el río...

La crisis de los medios de pago en Chile. “Cuando el río suena…”

Compartir

Mucho se ha hablado en el último año de lo deficientes que son los medios de pago en Chile. La acción monopólica de la Banca y sus empresas de apoyo al giro, dejan poco espacio para la innovación y la competencia.

 El argumento del monopolio, es un frase recurrente en las noticias y reuniones de la industria, sin embargo a nuestro juicio, el espacio que se ha ganado la Banca Chilena en el concierto Latinoamericano y Mundial, no puede despreciarse.

 Después de la crisis de los 80, que llevó a la quiebra a casi todo el mercado bancario chileno, la industria salió fortalecida y se crearon una serie de regulaciones que han posicionado a la Banca chilena y a su industria en general, en los primeros lugares en rentabilidad y fortaleza a nivel mundial. Esta fortaleza, ha llevado también al desarrollo de una serie de empresas que prestan servicio a los Bancos, empresas que se han expandido más allá de las fronteras del mercado chileno.

Chile, un país con una de las tasas de bancarización más altas de Latinoamérica, es uno de los pocos países del mundo con servicios de Transferencia Electrónicas Interbancarias en Línea, con una alta tasa de uso de cheques y con desarrollados servicios de Pagos Electrónicos provistos por los Bancos.

Estas fortalezas, que en una mirada macro y al analizar cifras generales, muestran las ventajas del modelo y sirven para defender sus regulaciones, están mostrando sus primeros signos de fatiga, principalmente en el desarrollo de medios de pago más modernos y democráticos.

En la fiebre de la innovación y el emprendimiento que se está viviendo en Chile, con incubadoras de Negocios como Incuba UC, Wayra, Startup Chile, por nombrar algunas, uno de los comentarios recurrentes de los emprendedores es la desastrosa oferta de medios de pago en chile, problema que les impide cobrar sus servicios a nivel internacional.

Chile, por el tamaño de mercado, no es el objetivo final de estos nuevos emprendimientos, por lo que sus servicios deben poder ser cobrados en cualquier parte del mundo. Esto, que para una empresa americana, es realizar una configuración casi en línea, para una Startup chilena, puede ser un proceso que lleva meses.

Con su lenguaje juvenil e irreverente, estas nuevas generaciones de empresarios, se refieren a Transbank como una empresa que “apesta”. Los procesos de puesta en marcha que tardan en el mejor de los casos, un mes para habilitar un botón de Webpay, donde la cantidad de documentos y requisitos son casi inalcanzables para una Startup, hacen inviable utilizar este medio de pago en las nuevas empresas. La alternativa que les queda es Paypal, pero sus comisiones no son las más económicas.

Transbank, tiene una importante ventaja por su posicionamiento en el mercado. Sus comisiones son incluso más bajas que los medios de pago en USA, sin embargo su tecnología, muestra un importante atraso respecto a sus competencia a nivel mundial. Incluso, podríamos obviar el problema de la tecnología, si sus proceso de puesta en marcha tuvieran tiempos de respuesta mas acordes a lo que requiere el mercado.

Existe una efervescencia a nivel mundial respecto a los medios de pago. Todos los días publicamos noticias de nuevos servicios y tecnologías para pagos. Esperemos que Chile, un mercado que nos acostumbró a la innovación del Sistema Financiero desde los años 90 al 2005, recobre su liderazgo, escuche a los jóvenes emprendedores y pueda integrara a estas nuevas tecnologías en su gama de servicios.