Inicio Columnas ¿En qué NO debemos malgastar nuestros recursos en un Emprendimiento?

¿En qué NO debemos malgastar nuestros recursos en un Emprendimiento?

Compartir

Por Cristian Rennella

La realidad de un emprendimiento es totalmente distinta a la de una compañía como Nike, McDonald’s ó Sony. Entender este concepto tan simple y acertado, puede llevar, en el corto plazo, al triunfo o fracaso directo de nuestro Sartup.

Aquel emprendedor que está dando recién sus primeros pasos desconoce las vivencias del día a día que un Startup debe recorrer.

Es por está razón, que luego de trabajar 5 años desarrollando nuestro emprendimiento elMejorTrato.com, comparador online para toda Latino América, nos gustaría compartir a continuación 3 consejos claves aprendidos en el camino.

El objetivo final es que ustedes no cometan los mismos errores que nosotros debimos aprender perdiendo tiempo, esfuerzo y además dinero.

1) Marketing masivo.

Una de las primeras grandes equivocaciones que cometimos cuando comenzamos fue el pensar que mientras más usuarios teníamos, mejor!

Si bien es algo que parece más que lógico, lamentablemente para un emprendimiento que recién está dando sus primeros pasos, es algo sumamente peligroso y con potenciales desventajas.

Como dice el profesor Steve Blank de Stanford University; “ningún emprendimiento soporta con éxito el primer contacto con el cliente”.

Lo que esto quiere decir, es que por más esfuerzo y dedicación que invertimos en desarrollar nuestro emprendimiento, siempre vamos a tener que ajustar, cambiar, mejorar, modificar nuestro desarrollo una vez que el cliente comience a interactuar con el mismo. Siempre vamos a tener detalles que pasaron desapercibidos a nuestros ojos, pero finalmente los clientes detectaron los mismos.

Si nosotros estamos frente a un nuevo proyecto y lo presentamos a millones de personas antes de que algunos y luego cientos y luego miles lo utilicen, es probable que ante algún error que podría haber sido solucionado antes, nuestro emprendimiento sea rechazado.

A todos nos pasó alguna vez, haber utilizado algo, al ver que por alguna razón no funcionaba, lo dejamos de lado, seguimos con nuestra vida cotidiana y nunca le volvimos a dar una segunda oportunidad.

Si bajamos esto a tierra, estos errores pueden ser tan simples como una falla en el servidor (no es lo mismo tener 10 usuarios que tener un millón), olvidarnos de traducir nuestro desarrollo online a otros idiomas, problemas de compatibilidad con distintos navegadores (Chrome, Safari, Explorer, etc) y hasta inconvenientes para utilizar en otras plataformas como Mobile y Tabletas.

La lección es simple, antes de malgastar nuestros recursos escasos en publicidad para generar nuevos usuarios, primeros crezcamos y mejoremos nuestro producto con nuestros amigos, familiares y conocidos, desde contactarnos a través de nuestro email hasta redes sociales (donde el costo es cero).

2) Co-Fundador Técnico.

Otro punto que es sumamente interesante y que veo en eventos, jornadas y congresos sobre emprendimiento, es pensar en que lo más importante de un emprendimiento online, el software, lo podemos tercerizar/contratar a alguien para que lo desarrolle.

Nada más alejado de la realidad.

Desde el primer día, no podemos destinar nuestros recursos escasos como emprendedores a invertir para que alguien desarrolle nuestra idea/visión. Lo que debemos hacer en realidad, es buscar a alguien que comparta nuestro objetivo, que se comprometa y sea parte del equipo emprendedor desde el primer día.

Sin compromiso, no hay resultados. Y mucho menos en un emprendimiento, que es un contexto de cambios constante y días complicados (con grandes subidas y bajadas).

Lo veamos desde otro punto de vista, nos enfoquemos en la historia que no miente y siempre es consecuencia directa de experimentos constantes. Empresas como Google, Facebook y Microsoft, contaban en su equipo  que comenzó el proyecto, con fundadores técnicos. No realizaron outsourcing, ni fueron a contratarlos a China, Israel ó India.

Para redondear este punto, en un emprendimiento vamos a tener que ir cambiando casi diariamente el software, agregando nuevas funcionalidades, mejorando las existentes, arreglando errores, etc. En definitiva, es un recurso primario que debe indiscutidamente formar parte del equipo.

3) Ambiente de trabajo.

Por último, en nuestra experiencia, la mejor forma de ahorrar recursos en un Startup está en re-definir el ambiente de trabajo para nuestro proyecto.

Sacarnos de la cabeza que necesitamos una oficina física en un edificio del centro de la ciudad, es el primer paso.

Está bien, como nos pasó a nosotros también, desde chicos siempre soñamos que íbamos a tener una empresa gigante con un gran edificio todo vidriado, pero Internet y la conectividad cambiaron todo eso. Debemos adaptarnos para ser más competitivos sí o sí, y más siendo un emprendimiento.

Un error que cometimos, fue alquilar una hermosa oficina, no puedo negar que tenía de todo, parecía un mini-Google. Después de meses, nos dimos cuenta que era el costo más alto que teníamos, más que servidores, incluso más que el sueldo de cada uno.

Finalmente, después de 6 meses, decidimos trabajar cada uno desde su casa y utilizar el dinero del alquiler en inversiones más importantes y de más valor para el emprendimiento. Desde comprar nuevos servidores hasta invertir en nuevos miembros del equipo.

Ahora ya pasaron 5 años y puedo asegurar que sí tengo que elegir algo a destacar, fue el haber tomado está decisión. Hoy con Gmail, Skype y Basecamp no necesitamos nada más.

Incluso, hay un punto que después de vivir está experiencia nos dimos cuenta que no habíamos visto y está a nuestro favor: no más pérdida de tiempo que incluye salir desde casa, ir a la oficina y después volver. Esto en promedio por día nos llevaba 2 horas. Son 2 horas, que hoy invertimos cada día en mejorar nuestro producto y que no desperdiciamos sin sentido.

En definitiva, entender que cada uno de estos puntos bien implementados nos puede acercar más al éxito de nuestro emprendimiento es importante. A nosotros nos hubiese gustado que alguien nos anticipe está información, hubiese sido muy útil.

Recomiendo leer el blog de Paul Graham de Y Combinator, el libro The Lean Startup de Eric Ries y los audios de emprendedorismo de Mixergy de Andrew Warner. Son excelentes recursos para aprender cada día más sobre este espectacular mundo del emprendedor.

Consejos compartidos por el Ing.Rennell, Cristian Ángel – Desarrollador de oMelhorTrato.com el mayor cotizador online de Brasil.