Inicio Columnas Costa Rica: Urge actualizar regulación fintech

Costa Rica: Urge actualizar regulación fintech

Fuente: www.larepublica.net

Por: Eduardo Ramírez, Special Counsel de BLP

La evolución de los mercados financieros es cada vez más acelerada y se sustenta en la transformación que están teniendo, desde múltiples perspectivas, los servicios que se ofrecen a los consumidores sea a través de las entidades reguladas, o bien, mediante plataformas digitales diseñadas principalmente por FINTECH´s. Como en muchos países, Costa Rica prácticamente no tiene normativa que regule el tema FINTECH, el uso de tecnologías de “distributed ledger (Blockchain)” o regulaciones para el desarrollo de Smart Contracts. Por tanto, por regla general debería aplicarse básicamente las disposiciones del Código Civil, el Código de Comercio y la Ley No. 8454 “Ley de Certificados, Firmas Digitales y Documentos Electrónicos”, que establece reglas de equivalencia funcional entre documentos físicos y los de carácter digital.

El desafío para facilitar la innovación y modernización de los servicios financieros, radica en si se requieren o no más regulaciones. Como premisa de principio, se debe señalar que la regulación cabe para apoyar el desarrollo de la innovación y la transformación digital, haciéndose con los controles adecuados, protegiendo a los consumidores y con una disciplina adecuada para un buen funcionamiento del mercado. El exceso, la inadecuada o inexistente regulación afectan la innovación y el desarrollo que se debe lograr en esta materia, lo que terminará impactando nuestra competitividad.

Para promover el desarrollo de la innovación y la modernización de nuestro sistema financiero, es deseable contar con desarrollos normativos más modernos, que permitan y faciliten masificar la desmaterialización de la firma y de los documentos; la interconexión de información de bases de datos y la incorporación de casos de éxito de otras jurisdicciones.

Por ejemplo, este año, México aprobó la Ley para Regular las instituciones de Tecnología Financiera, que regula los servicios financieros que prestan las FINTECH´s, abordando temas de organización, operación y funcionamiento; incorpora principios de inclusión e innovación financiera, reglas sobre promoción de operaciones ilícitas, neutralidad tecnológica, el financiamiento colectivo, los pagos virtuales y los activos virtuales; así como los modelos novedosos que son aquellos que utilicen herramientas o medios tecnológicos con modalidades distintas a las existentes en el mercado.

En Panamá está en desarrollo una nueva propuesta para la modernización y competitividad internacional de su Sistema Financiero, que plantea regular la figura de las Entidades Financieras Especializadas (EFE) que prestarían una pluralidad de servicios de pago -incluso digitales-; los mecanismos de prestación de tales servicios de pago, las reglas de capital y solvencia requeridas y las normas generales de protección de los usuarios de sus servicios. También la promoción y desarrollo de negocios que se llevan a cabo por centros de financiamiento colectivo (crowdfunding), así como un marco regulatorio especial de apoyo a proyectos de innovación (Sandbox). Adicionalmente, se crean una multiplicidad de figuras jurídicas que hoy en día no existen en nuestra legislación.

Cada una de estas figuras jurídicas contiene las autorizaciones requeridas; la autoridad competente que

controlará y disciplinará la actividad; el régimen de sanciones y las actividades que pueden desarrollar. Debe acotarse que además de las regulaciones sobre FINTECH´S, algunos países han emitido o están en estudio regulaciones sobre Sandboxes, Crowdfunding, préstamos “peer to peer” (P2P), ICO´s de criptomonedas, etc.

Es esperable que no en todos estos temas se encuentren posiciones uniformes. Debe procurarse un análisis objetivo que determine qué es lo más conveniente, sin eludir su discusión con la prohibición regulatoria sin fundamentar o con el ánimo de mantener el “statu quo”. Se deben facilitar canales para lograr una adecuada ponderación de intereses que, a su vez, fomenten las inversiones y el uso de plataformas digitales en los servicios financieros.

Algunos países han optado por crear grupos de trabajo, dentro de las autoridades de supervisión o en el Banco Central, con el propósito de generar propuestas de regulación, en qué temas y cuál debe ser su alcance. En Costa Rica, posiblemente ya esté en este proceso, para lo cual el aporte o las opiniones de la Asociación Bancaria Costarricense, la Cámara de Bancos, así como las asociaciones FINTECH´s u otras, son insumos muy valiosos a considerar para tener la mejor regulación posible.