Inicio Columnas Considerando el ROI para la Banca Movil

Considerando el ROI para la Banca Movil

Compartir

Mobile Banking - SmartphonesLeemos un interesante artículo en americanbanker.com sobre el futuro de la banca móvil, del cual revisaremos algunas de las ideas centrales junto a nuestras propias observaciones.

Los bancos que se subieron al carro de la banca móvil hace algunos años estaban más interesados en una ventaja del tipo “ser el primero en” que en la rentabilidad del proyecto. Sin embargo, debido a la crisis, los presupuestados más restringidos y otros factores como la creciente popularidad de los smartphones está cambiando la actitud de los bancos, pero ahora considerando la rentabilidad y el retorno de la inversión (ROI)como uno de los ejes principales.

Algunos de los catalizadores:

  • Se espera que los pagos móviles despeguen en los próximos años, a medida que más móviles poseen chips con tecnología de proximidad o sin contacto (NFC).
  • La base de clientes móviles de los bancos es cada vez mayor.
  • El factor de lo “cool“, los bancos que poseen servicios de banca móvil son más atractivos para los clientes de la Gen Y.

Pero algunos proveedores como Fiserv están sacando a la luz algunas métricas que muestras que bancos de todos los tamaños se pueden beneficiar implementando una estrategia móvil. En una reciente conferencia sobre el tema, Fiserv anunció que un banco de tamaño medio podría ganar US$1 millón adicional anual en 3 años migrando clientes desde las sucursales y call centers, sin incluir los servicios transaccionales móviles.

Por otra parte, Drew Sievers, confundador y CEO de mFoundry, también declara que los bancos están experimentando retornos tangibles. Además de reducir el volumen de llamadas de los Call Center de los “revisadores ávidos de saldos“, mFoundry ha detectado un “5% a 10%” de clientes nuevos, además de ser un elemento importante en la retención de clientes, especialmente para aquellos que tienen habilitada la opción de pago de cuentas en el móvil.

A pesar de los datos anteriores, muchos ejecutivos están excepticos sobre el verdadero valor de la banca móvil en términos del retorno de inversión, y la están considerando más bien en términos de no quedarse atrás con respecto a la competencia.

Sin embargo, con un costo de uns pocos centavos vs. US$4 por una transacción en sucursal, sólo bastarían reducir la capacidad del banco en un par de cajeros para pagar por todo un año de actividad móvil. Serge Van Dam, director de marketing de M-Com, dice que los beneficios podrían ser mucho mayores si los bancos ofrecieran los serviciso de banca móvil a la base “offline” de clientes, ya que en la actualidad sólo lo ofrecen a los clientes enrolados en la banca online. Además, se debe sacar provecha al máximos de las posibilidades de un móvil, y no convertir la banca móvil en una “banca por internet liviana“, al respecto, TowerGroup estima que para el 2013, un 27% de los usuarios de banca móvil serán exclusivos de este canal (por lo tanto no utilizarán el sitio web).

Lo cierto es que los Smartphones están cambiando bastante el escenario, si antes las posiblidades era implementar soluciones propietarias para una aplicación descargable en Java o bien utilizar la costosa Banca por Wap, hoy los Smartphones permiten encontrar soluciones mucho más baratas y flexibles, que trabajan “filtrando” el contenido del sitio web, sin la implementación de toda una arquitectura adicional sólo para banca móvil, además de que  estas soluciones tienen una mucho mejor usabilidad y navegabilidad, también son mucho menos costosas y permiten “movilizar el sitio web” de las instituciones, colocando con un esfuerzo menor cualquier funcionalidad del sitio web en la banca móvil. Esto se está convirtiendo entonces en una alternativa mucho mejor en términos de ROI.

En resumen se están dando las condiciones con soluciones al alcance de las instituciones de tamaño pequeño y medio, existe el impulso del mercado y una base de dispositivos adecuada, sólo falta entonces que las instituciones se animen e implementen la solución de banca móvil adecuada a su base de clientes, a sus necesidades y a su estrategia.