Inicio Columnas Como Dirigir la Banca Movil a los Clientes Jovenes

Como Dirigir la Banca Movil a los Clientes Jovenes

Compartir

Niños y MóvilesPara escribir esta entrada nos hemos basado en los resultados de  otro artículo publicado en celularis.com sobre como cómo captar al público joven usando móviles, siguiendo la analogía, queremos ver como podríamos ir un poco más allá y analizar ¿como dirigir la banca móvil a los clientes más jóvenes?

Veamos que se propone en el artículo original y que podemos agregar enfocado en la banca móvil, pensando en lo debemos y no deberíamos hacer.

  1. Los planes de datos son demasiado caros para los adolescentes: Estamos de acuerdo, la mayor parte de los jóvenes no poseen móviles con planes de datos, aunque si podrían tenerlo sus padres. Enfocándonos en este punto, una primera aproximación  sería facilitar a los padres la apertura de productos financieros para sus hijos a través del móvil, los favoritos deberían ser cuentas de débito y de ahorro, aunque también podrían servir tarjetas de crédito para una compra o una tarjeta de prepago.
  2. Esta generación no está acostumbrada a pagar por los planes de datos ni por el contenido: Navegan gratis por la internet y esperan lo mismo de sus móviles, pensando en esto no deberíamos pensar en soluciones donde utilicen sus cuentas de débito como forma de pago para contenidos online enfocados en jóvenes, ni menos en servicios financieros premium que requirieran de pago por un servicio o una transacción.
  3. La mayoría de los jóvenes no tienen smartphones caros: Sólo el 14 por ciento de todos los usuarios móviles tienen un smartphone. Luego, si nos interesa este segmento, generar aplicaciones para smartphones no debería ser nuestra prioridad, más bien una aplicación descargable en Java o banca vía SMS serían una mejor opción.
  4. Los adolescentes en general tienen tarifas prepagas y muy pocas veces disfrutan de tarifas de datos planas: Tomemos el ejemplo de Brasil donde hay un 84 % de penetración y donde casi todos los adolescentes tienen un teléfono celular pero un 80 % de ellos tienen planes prepagos y 50 % tienen muy poco crédito en cualquier momento del mes.  Esto refuerza nuestra observación anterior y deberíamos agregar que una función principal a implementar sería la solicitud de recarga de celular, la cual debería generar un mensaje al padre para que pueda recargar a través de móvil o cualquier otro canal el móvil de su hijo.
  5. Las operadoras se están despertando al potencial del marketing móvil: Las operadoras de todo el mundo ahora reconocen que está dentro de sus propios intereses el crecimiento de las plataformas móviles como canales de marketing y distribución. Los jóvenes son un target interesante para casi cualquier compañía, los bancos también deberían considerarlo y quizás representa una oportunidad de fidelizar a estos clientes desde muy temprana edad.

De lo anterior, creemos que una oportunidad para los bancos es:

  • Permitir a los padres crear cuentas de débito y ahorro a sus hijos, además de otros productos financieros y “ligar” estas cuentas a la cuenta del padre.
  • Los hijos podrían utilizar estas cuentas exclusivamente a través de canales electrónicos, principalmente móviles e internet.
  • Los hijos deberían poder “solicitar” servicios a sus padres, generando un mensaje a un “inbox” de la cuenta del padre, en base a este mensaje, con un par de clicks el padre debería poder recargar el móvil de su hijo, hacer una transferencia a su cuenta de débito o autorizar una compra que sea cargada a la cuenta del padre. (“Los hijos no pagan, pagan sus padres“).
  • Para el padre se deberían generar aplicaciones pensadas en planes de datos y smartphones, en cambio, para los hijos se debe pensar en banca por SMS o aplicacaciones descargables (java).
  • Por último, ya se debe pensar en los móviles como un canal más para el marketing, adaptando la publicidad a las ventajas que ofrece (personalización y localización por ejemplo) y en las desventajas (multiples dispositivos y resoluciones por ejemplo).