Inicio Columnas ¿Cómo alcanzar el umbral de seguridad?

¿Cómo alcanzar el umbral de seguridad?

Compartir

Por Pablo Iturbe, CEO Tigabytes

La constante y dinámica evolución de las modernas tecnologías de la información, así como de los servicios de almacenamiento digital o de gestión de datos en la nube, no sólo se traduce en ventajas operativas para las empresas. También abre una puerta, hasta cierto punto desconocida, y que a la vez plantea diversos desafíos, en el sentido de prevenir los múltiples riesgos y peligros asociados a la protección de información estratégica.

Hoy en día, la creciente necesidad de contar con mayor acceso a Internet, para compartir documentos, información, y colaborar es vital para competir de manera eficiente en el mercado mundial. Pero también trae consigo complejos desafíos asociados a prevenir los riesgos derivados de la constante multiplicación de aplicaciones hacia las cuales los usuarios se conectan: aplicaciones para compartir archivos, para comunicación instantánea, para socializar, etc. Y se conectan usando dispositivos personales que no tienen integrado ningún protocolo de seguridad corporativa.

Los riesgos son latentes, van creciendo y potencialmente muy destructivos.

Toda política de protección de datos no debe restringirse sólo al bloqueo de redes sociales o el control del contenido de los mensajes que pasan a través de los teléfonos del personal o la empresa. Hoy toda compañía, independiente de tamaño o industria, requiere que su valiosa información corporativa circule a través de una supercarretera de gestión digital, Internet de las Cosas o manejo inteligente de Big Data muy bien señalizada, hasta quedar almacenada en un contenedor de alta seguridad, donde se bloqueen los accesos no autorizados y, al mismo tiempo, se prevenga la filtración involuntaria de contenidos por parte de empleados demasiado entusiastas o descuidados.

Y no se trata sólo de un simple eslogan publicitario basado en intereses comerciales, sino de una filosofía que debe interpretar en forma correcta las necesidades de los clientes, en el sentido de que hoy la nube y las empresas que ofrecen servicios basados en ella, están en condiciones de atender estos requerimientos de competitividad, disponiendo al mismo tiempo de los mejores sistemas de protección y, respaldo de información.

Este es precisamente el sentido de hacer las cosas bajo el concepto de “We just do Google”. Es decir, alcanzar ese umbral de seguridad intensivo y progresar hacia dimensiones de confianza y respaldo que día a día también evolucionan en eficiencia y rendimiento. Para que las más exigentes empresas internacionales confíen en nuestra forma de controlar el almacenamiento y gestión de datos a distancia, teniendo la tranquilidad de que se encuentran siempre bajo debido resguardo.

Y a ese resguardo, que necesariamente debe combinar la acción de firewalls, software antivirus online, actualización constante de passwords ejecutivas y restricción de los privilegios de acceso remoto, se debe sumar también el respaldo constante y permanente, de modo tal que ante cualquier eventual situación de pérdida de datos, exista siempre un adecuado backup para no perder el ritmo de avance y asegurar que cada nuevo paso dado, en el constante camino de la competitividad, sea siempre un paso más hacia el éxito corporativo. “Antiguamente”, hace un par de años, todas estas estrategias eran inalcanzables para la gran mayoría de empresas por su alto costo, pero hoy en día el mayor logro de Cloud Computing es la democratización de tecnologías, que a través de grandes economías de escala hacen que cualquier empresa, desde 1 empleado, pueda sumarse a la transformación digital de manera segura y escalable bajo una seguridad informática de clase mundial.