Inicio Columnas Los retos de la nueva banca

Los retos de la nueva banca

Compartir

Por Sergio Munro, Gerente de Desarrollo de Negocios en Servicios Financieros de Cisco Latinoamérica.

Según la Cámara de Comercio de Santiago, el comercio electrónico durante 2013 aumentó un 25% en relación al año anterior, representando US$1.600 millones en ventas y convirtiendo a Chile en líder de la región en  e-commerce.

Este aumento en comercio y transacciones electrónicas muestra que los bancos enfrentan actualmente el desafío de ir rápidamente a un próximo nivel en la atención y comunicación con sus clientes, innovando y acelerando la evolución desde la tradicional banca digital o multicanal hacia lo que se conoce hoy como Omnicanalidad.

La Omnicanalidad, el nuevo paradigma de la bancaHasta hoy los bancos han contactado a los clientes a través de distintas formas y canales de comunicación con el fin de brindar y ofrecer sus servicios. Entre ellos la sucursal misma, página web, dispositivos móviles, teléfono, centros de llamado o contacto, cajeros automáticos y puntos de venta POS (pagos con tarjetas de débito y crédito), entre otros.

Sin embargo, hay que dar un paso más allá en la comunicación con los clientes mejorando la interacción con ellos e incorporando el análisis de comportamiento con el fin de ofrecer servicios y productos personalizados. Asimismo, se necesita enriquecer y simplificar la forma de contactarse, incorporando el uso del video en alta definición.  Por último, considerando las nuevas tendencias -especialmente entre los más jóvenes- las instituciones financieras deben sumarse a las redes sociales, integrando a su oferta nuevos modelos de atención hacia un mercado más demandante.

La incorporación de sucursales y expertos remotos virtuales para la atención de clientes  buscan optimizar y acercar los servicios en dependencias lejanas o regionales, mejorar los tiempos de atención y disminuir los ciclos de negocio para los bancos. Actualmente, algunas bancadigital_logoinstituciones importantes en Latinoamérica han comenzado a habilitar estos modelos basados en el uso del video y es una gran oportunidad para Chile y otros países emergentes en la región enfrentar exitosamente una transformación hacia la ominicanalidad.

El mercado y los consumidores definitivamente experimentan cambios muy rápidos: nuevas generaciones y clientes empoderados tecnológicamente, más exigentes y esperando interactuar con su banco y no sólo comunicarse unilateralmente, están marcando pauta y generando desafíos que la industria financiera debe atender de la mejor forma para diferenciarse y ganar espacios en un mercado cada vez más competitivo.