Inicio Columnas Cámaras de vigilancia en los estadios contribuyen a la seguridad del público

Cámaras de vigilancia en los estadios contribuyen a la seguridad del público

Compartir

Marcelo PontePor Marcelo Ponte, gerente de Marketing de Axis Communications en Sudamérica.

La atmósfera de un estadio en días de partidos de la Copa del Mundo, sin la rivalidad entre los aficionados locales, es básicamente positiva. Sin embargo, como en cualquier gran evento, los pequeños incidentes pueden causar grandes problemas. En el caso del fútbol, es común que las pasiones se expresen de forma más agresiva. Por lo tanto, un sistema de seguridad es esencial para asegurar la experiencia del espectador.

Según la FIFA, el promedio histórico de la Copa del Mundo es de 44 mil asistentes por partido (en  Sudáfrica 2010 se reunieron cerca de 49 mil espectadores en cada juego). Sólo un sistema de vigilancia es capaz de seguir de cerca esta cantidad de personas en los estadios modernos, esto es independiente de la seguridad humana real disponible.

Sin embargo, la presencia de las cámaras no es impedimento para conductas perjudiciales para la sociedad. Aunque su presencia pueda, de vez en cuando, inhibir alguna acción, lo que sí funciona a largo plazo es el uso de cámaras como una herramienta eficaz para identificar y permitir responsabilizar a los implicados en actos vandálicos.

Un sistema de vigilancia IP donde los videos en directo y grabados son de fácil acceso, desde cualquier computadora autorizada conectada a la red, hace que sea posible controlar de forma remota todas las áreas del estadio desde una central de seguridad interna. Un equipo de vigilancia puede obtener una visión completa de la situación en todo momento, observar cómo se desarrolla cada incidente y decidir acerca de las medidas más adecuadas para proceder de la mejor manera.

Estadio BrasilEl nivel de seguridad del estadio depende en gran medida de la capacidad de detectar en forma eficaz, monitorear y responder a amenazas de seguridad en el momento que se producen. Por eso, la precisión de la imagen se convierte en un requisito básico.

En los estadios modernos, lo ideal es colocar cámaras de alta definición en todas las entradas y salidas, así como en otrospuntos considerados críticos como la boletería, gradas, pasillos, escaleras, vías de evacuación y los puestos de comida y bebida. Gracias a la plataforma abierta de las cámaras digitales, las imágenes en alta definición de quienes estén involucrados en disturbios se pueden compartir con los guardias de seguridad y policías, lo que acorta el tiempo para investigar y puede ser utilizado como prueba para los casos llevados a los tribunales.

Actualmente existen cámaras con recursos de compensación automática de la luz para generar imágenes de calidad incluso en escenas de alto contraste (Captura Dinámica WDR) e incluso tecnologías que visualizan colores en la oscuridad(Lightfinder).

Estos desarrollos tecnológicos son perfectos para lugares con incidencia directa e indirecta de la luz que pasan por un cambio brusco de iluminación, como en los partidos que se inician con la luz del día y terminan iluminados por reflectores.

Aplicaciones integradas de inteligencia le agregan valor al sistema de vigilancia. Por ejemplo, aquellas que permiten la detección de movimiento y audio, alarma anti manipulación y eficiente integración con otros sistemas basados ??en IP, comocontrol de acceso y detectores de fuego y humo. Con la detección de movimiento, una cámara puede divisar automáticamente desplazamiento en zonas donde no debería haber actividad y alertar al personal. Esto puede ser de gran ayuda para combatir las acciones de “graffiteros”, el vandalismo, invasión y robo.

Una cámara con alarma anti manipulación integrada proporciona una alerta automática cuando la cámara es cubierta,redirigida o manipulada, lo que permite al personal de seguridad asegurarse de que todas las cámaras están funcionandocomo se esperaba. Además, hay cámaras ultrarresistentes al vandalismo, por lo que es casi imposible su destrucción por algún exaltado debido a que algunos modelos soportan golpes de hasta una tonelada.

Uno de los diseños más modernos de Brasil, en términos de videovigilancia digital en las arenas deportivas, es el estadio sede de la inauguración de la Copa del Mundo de 2014. El proyecto incluye 267 cámaras de alta definición, integradas en el sistema de alarma para activar inmediatamente un centro de monitoreo instalado en el área. Cuentan con protección anti-vandalismo, detección de intento de algún tipo de daño, resistencia a los cambios bruscos de temperatura y zoom óptico de18 veces, lo que permite un seguimiento muy detallado, incluso en grandes superficies.

Es importante destacar, sin embargo, que una experiencia completamente tranquila para el espectador no se da sólo en el tiempo de partido. Es alrededor de los estadios deportivos donde se encuentran los más grandes riesgos como robos, por ejemplo. Para que la seguridad sea completa, hay que tener la integración entre los poderes públicos y privados, es decir, dentro y fuera del estadio.