¿All in One o Best of Breed?

¿All in One o Best of Breed?

Compartir

Por: Juan José Carreño, Gerente de Ventas  en SONDA

 El avance de la tecnología, los cambios en los modelos de negocios, junto a la innovación permanente en el desarrollo de soluciones cada vez más simples y potentes ha reconfigurado el mercado de aplicaciones.

La madurez de la arquitectura orientada a servicios (SOA), el desarrollo de interfaces de programación de aplicaciones (API’s), junto al creciente consumo de servicios en la web (web services), traen consigo una serie de protocolos y estándares que sirven para intercambiar datos entre aplicaciones.

No cabe duda de que hoy integrar soluciones es mucho más simple y seguro de lo que era años atrás. Ahora es posible acceder a información de distintas fuentes, y combinarlas es más un imperativo que una opción, mientras que abordar el proceso de negocios core con mayor profundidad puede ser vital a la hora de generar una ventaja competitiva.

Las grandes empresas que tienen un ERP World Class ya están complementándolo con aplicaciones locales (por ejemplo, para pago de nóminas de sueldo, gestión de comercio exterior, gestión inmobiliaria u otras de nicho) o con ERP medianos para soportar los procesos de las filiales más pequeñas o empresas asociadas con complejidades más acotadas.

Los cuadrantes de Gartner de las diferentes categorías de software, muestran que quienes lideran dichas categorías no son precisamente las aplicaciones contenidas en los ERP del tipo world class, sino que hay una serie de soluciones de nicho que han crecido con fuerza y han capturado con éxito las preferencias de los clientes, como por ejemplo las soluciones del tipo Warehouse Management System (WMS), Plataformas Analíticas (BI), y Customer Relationship Management (CRM), entre otros.

Si bien es cierto que el trade off de optar entre ambas alternativas (genérica o especializada) no es fácil de resolver, en SONDA creemos que los vientos soplan a favor de una estrategia Best of Breed. En la unidad ERP de SONDA trabajamos día a día para agregar valor a nuestros clientes, y hemos desarrollado una serie de proyectos exitosos con muchos de estos sistemas, mediante la integración de nuestro ERP con soluciones de nicho que resuelven necesidades específicas. Si bien la alternativa de contratar un sistema All in One puede simplificar las cosas, hoy en día la integración de herramientas de cómputo es mucho más simple de lo que era antaño, por lo que recomendamos evaluar cada una de las aplicaciones en su justo mérito, eligiendo aquellas que realmente le dan más profundidad a los procesos core del negocio.

En este sentido, es muy importante no dejar afuera del proceso de evaluación a su proveedor de ERP (Base), ya que si bien la integración es un ámbito cada vez más abordable, se deben considerar una serie de variables, como la posibilidad de centralizar toda la administración de las aplicaciones y sus servicios de soporte en el mismo proveedor, lo que puede traer consigo importantes ahorros, claridad en las responsabilidades, y además canalizar todos los temas de upgrade y servicios con un único interlocutor.